Foto: Flickr ECB

Es un hecho indiscutible que las cajas de ahorro cumplieron en su origen un fin social y que contribuyeron tanto al desarrollo del país como a la creación de una clase media en España de manera muy reseñable. También es indiscutible, que su destrucción comenzó cuando la corrupción política llevó a utilizar las cajas para otros fines y con otras miras, bien alejadas de los fines sociales que las inspiraron en su nacimiento. Basta ver la conformación de sus Consejos o la inexplicable expansión de algunas de ellas por el territorio nacional, financiando sorprendentes promociones inmobiliarias y proyectos varios.

La banca privada en el pasado, aunque no todas las entidades actuaron con la misma ética y dedicación moral en sus objetivos, también contribuyó a la creación de un importantísimo porcentaje de empleo estable, a través de amplias redes de sucursales, extendidas por todo el país, que permitieron evaluar, apoyar y seguir de cerca el nacimiento, creación y crecimiento de un tejido empresarial de pequeñas y medianas empresas por todo el territorio español,  que fue el sostén de nuestra economía.

Hoy en día, quedan dos cajas muy pequeñas (Onteniente y Pollença) y prácticamente cuatro bancos comerciales, que imponen sus condiciones en el mercado, al haber desaparecido la competencia de las pequeñas y medianas entidades, en favor de unos pocos grandes y alguna que otra familia, la familia Botín.

Al margen de la desgracia que ha supuesto la pandemia y su capacidad destructora de actividad y empleo, a lo que ha contribuido la nefasta gestión política que se ha hecho de ella; al margen de las nuevas tecnologías, que reducen las necesidades de personal, lo que esta ocurriendo hoy en día en el sector financiero español, que no vemos que se produzca con igual virulencia en otros países europeos, obedece a otro tipo de intereses y tiene responsables con nombres y apellidos.

Si bien el PP presenta en sus campañas electorales la economía como su mayor logro y mérito, esto que estamos viendo deriva, precisamente, de la gestión de aquellos gobiernos del PP, bajo la dirección en economía de Luis de Guindos, cuya política es seguida ahora con entusiasmo o, al menos con silencio, por Nadia Calviño. Nos preguntamos, si la actual ministra de Asuntos Económicos está haciendo también méritos a favor de Alemania o Francia para conseguir puesto de retirada o prejubilacion en Europa, como ha hecho su antecesor, que luego habla de patriotismo.

Fue De Guindos quien animó la voracidad regulatoria, que aplicó con dureza en España, a diferencia de lo que hicieron sus colegas en otros países europeos, protegiendo los intereses de sus entidades y empresas. Fue De Guindos  el que defendió con entusiasmo las fusiones y concentración bancaria  en España, conformando un mapa financiero que, con alma de banquero de inversión, se tradujo en la eliminación de pequeñas y medianos entidades, en favor de los  grandes monstruos sistémicos, a quienes no se puede dejar caer y se les aguanta todo, incluso se les facilita su expansión por países (México, Brasil, Turquía, Polonia), cuya inestabilidad monetaria afecta directamente a su patrimonio  y, como consecuencia de su tamaño y de ese carácter sistémico y mastodóntico,  a la economía de nuestro país; monstruos generadores de pérdidas, frente a las que el inefable Sebastián Albellla,  colocado al frente de la CNMV por De Guindos y Luis Garicano, hacía la vista gorda y no les aplicaba los  cánones de transparencia, que si exigía a los demás.

¿Nadie piensa exigir que Bankia devuelva las ayudas públicas que Guindos le facilitó?; ¿nadie pregunta, si el percibir semejante cantidad de ayudas públicas, no obliga, ademas de a devolverlas,  a mantener los puestos de trabajo?. Dicen que en el mapa bancario de Luis de Guindos ya estaba prevista la fusión o absorción de Bankia por otro, eso sí, después de que su amigo Goirigolzarri, a quien colocó al frente, digiriera BMN, de cuya Comisión de Auditoria fue miembro el propio De Guindos y parece que tenía mucho que callar, pues, no en vano, fue el banco español, que recibió,  en términos relativos,  más ayudas públicas.

¿Nadie va a pedir responsabilidades a este señor por el estrepitoso fracaso de la Sareb, también obra de Luis de Guindos, cuyas ingentes pérdidas han tenido que tragarse las entidades sanas y después el Estado que va a tener que anotarse dichas perdidas, aumentando el déficit del país de manera gravísima, con las consecuencias directas que esto tiene para todos?

De Guindos fue también el que vio, calló y toleró los desmanes de Emilio Saracho como presidente del Popular, con la inestimable ayuda de Sebastián Albella al frente de  la CNMV y con el único fin de entregarlo al Santander y tapar así las enormes necesidades de capital del monstruo rojo,  al entregarle el Popular por un euro. Parece ser, que también esto estaba en su mapa bancario.

¿Nadie, ni siquiera este gobierno, que dice ser socialista y de izquierdas, le va a pedir al señor De Guindos responsabilidades por los cientos de miles de trabajadores de banca que sus aplaudidas ideas, de las que tanto presume el PP, dejan en paro? Puede que todavía haya quien piense que esto lo hizo De Guindos desde una visión altruista. No, esto lo hizo para hacer méritos que le permitiesen cumplir las distintas aspiraciones que tuvo en Europa (Presidencia del Eurogrupo y otras) e, incluso, en el gobierno de España. Por algo Rajoy le llamaba su «ministro felón». La felonía no solo fue frente a Rajoy, el daño también se lo ha hecho a España.

4 Comentarios

  1. Personaje siniestro y sin escrúpulos pero con mucha ambición personal. Espero le llegue pronto su san Martín .

  2. A este chulo de la foto que aparece bien repanchigado, ya le queda menos para recibir su despido en fecha coincidente.
    Oh devuelve su partido el dinero robado por mediación del banco cántabro beneficiado o te cobro desapareciendo.
    Amén.

  3. Este miserable es el que dijo que el BANCO POPULAR era un banco solvente y seria lo que decidieran sus accionistas,y mirar lo que paso el y su gobierno lo robaron y se lo regalaron al santander,y robaron la propiedad privada a mas de 1200.000 españoles.esperemos que en vex de estar sentado en ese sillon pronto este donde se merece.

  4. El PP con Guindox a la cabeza fue el ejecutor de la ESTAFA A MAS DE 305.000 FAMILIAS.
    EL PP LO VA A PAGAR EN LAS URNAS… ES EL PUEBLO ESPAÑOL CONTRA ESTOS MAFIOSOS.
    ART 33 CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA PISOTEADO POR EL PP, PARTIDO ANTISISTEMA, CORRUPTO…
    Se reconoce el derecho a la propiedad privada y a la herencia. … Nadie podrá ser privado de sus bienes y derechos sino por causa justificada de utilidad pública o interés social, mediante la correspondiente indemnización y de conformidad con lo dispuesto por las leyes.
    SI EL PP PIERDE MADRID SE HABRÁ PUESTO LA PRIMERA PARA QUE SE HAGA JUSTICIA AL PUEBLO ESPAÑOL.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre