Príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman y el rey Felipe VI.

En España no respetamos las instituciones que más queremos. Resulta que nos tiramos meses debatiendo sobre lo que significa “inviolable” y, en cambio, no somos capaces de acudir a la RAE con la inteligencia puesta. De haberlo hecho, habríamos descubierto que se trata de una palabra vacía, que no puede significar nada ni proteger nada, pues en su Diccionario (el DLAE) no existe la imprescindible para darle sentido: “violable”.

Si tal criterio fuera el habitual de nuestros académicos yo no tendría nada que decir, pero resulta que he revisado decenas de parejas de palabras y a ninguna de las que, como “inviolable”, la sílaba “in” convierte su significado en lo contrario, le falta su compañera. Ejemplo, junto a “inútil” figura “útil”. Y así muchas más. Es decir, solo a “inviolable”, que significa “que no se debe o no se puede violar” y también “que goza de inviolabilidad”, le falta la imprescindible “violable”.

Como este error podría convertirse en la prueba que termine llevando a la cárcel a Felipe VI y a su padre, y eso no debería consentirlo ningún español, aunque le cueste la vida, es necesario dirigirse hoy mismo al señor Muñoz Machado, presidente de la RAE, para pedirle que incluya “violable” en el DLAE. Una palabra que, para conseguir que la Constitución asegure aún más la felicidad de nuestro rey, debería significar lo siguiente: “Violable es cualquier español o española que no sea rey o reina de España”. No debemos dormir tranquilos sabiendo que el jefe del Estado no puede robar por el miedo a las consecuencias de los errores que cometen nuestros mejores funcionarios.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorCierre la puerta al salir
Artículo siguienteSimón confirma que a partir del lunes los mayores sanos de las residencias podrán salir a la calle
Nacido 1951, Madrid. Casado. Dos hijos y tres nietos. Cursando el antiguo Preu, asesinato de Enrique Ruano y la canción de Maria del Mar Bonet. Ciencias Políticas. Cárcel y todo eso, 1970-71. Licenciado en 1973 y de la mili en 1975. Director comercial empresa privada industrial hasta de 1975 a 1979. Traslado a Mallorca. de 1980 a 1996 gerente y finanzas en CC.OO. de Baleares. De 1996 hasta 2016, gerente empresa propia de informática educativa: pipoclub.com Actualmente jubilado pero implicado, escribiendo desde verano de 2015.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre