Foto: Pixabay.

La industria del videojuego en España no para de crecer. Cerró el ejercicio de 2018 con un crecimiento del 12,6 % (una facturación total de 1.530 millones de euros). Por este motivo, se perfila como un mercado muy interesante tanto desde un punto de vista lúdico como inversor. Hoy haremos un breve repaso de los principales actores de esta industria. ¡Pulsa start!

La guerra por la mayor cuota de mercado

Sony, Microsoft y Nintendo llevan siendo los reyes del sector del videojuego todo lo que llevamos de siglo XXI. Y eso tiene cosas buenas y malas. Por una parte, así se consigue una cartera fiel de usuarios y se crean franquicias de títulos tan queridos por todos como Zelda (Nintendo), Halo (Microsoft) o Metal Gear Solid (Sony). Pero, por otra parte, se aumenta el riesgo de estancamiento por acomodación al éxito y falta de motivación por innovar.

Ahora bien, empresas como Nintendo han decidido romper este patrón y han visto sus esfuerzos recompensados. Su arriesgada apuesta por el modelo de consola híbrida, la Nintendo Switch, ha sido un éxito de ventas que ha catapultado la cotización hasta los 251,02 euros por acción. Puede que sea el momento ideal para invertir en la compañía japonesa mediante la compra de acciones o, mejor todavía, de contratos por diferencias (haz clic aquí si no sabes cómo operar con CFD, es muy fácil). Todo apunta a que estamos lejos de ver el techo en el precio de cotización de la acción de Nintendo: las ventas no decaen y se espera que próximos títulos como el nuevo Pokémon revitalicen la facturación, más si cabe. De mantenerse esta tendencia, Nintendo se coronará como la reina absoluta de ventas en consolas domésticas.

Sony y Microsoft deberán ponerse las pilas si no quieren perder su cuota de mercado. Como puede verse en la siguiente infografía, las ventas de sus últimos modelos palidecen en comparación con las que consiguieron en tiempos pasados. Además, a diferencia de Nintendo con su reciente Switch, la PS4 y la Xbox One ya se encuentran en su ciclo final, por lo que no es probable que asistamos a un aumento significativo de sus ventas.

Foto: Pixabay.

¿Renovarse o morir?

Las empresas tradicionales del sector de los videojuegos se enfrentan a nuevas compañías dispuestas a poner patas arriba toda la industria. Tenemos por ejemplo HTC u Oculus (adquirida por Facebook en 2014 por 1.450 millones de euros) que quieren revolucionar nuestra manera de jugar con sus visores de realidad virtual.

Foto: Pixabay.

También hay gigantes tecnológicos como Google que están incluso dispuestos a eliminar el concepto de videoconsola y reemplazarla por una especie de Netflix de los videojuegos (los títulos estarían alojados en sus potentes servidores). Sony, Microsoft y Nintendo deberían revisar lo que le sucedió a Sega a finales de los años 90, cuando se vio forzada a cerrar su división de videoconsolas debido al empuje de las últimas innovaciones que se sucedían por aquel entonces. Si saben jugar bien sus cartas, los gigantes tradicionales del videojuego todavía

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − 6 =