El miedo y el deseo exacerbados son los dos virus que están provocando la gran pandemia de desasosiego en el mundo, en parte creados por empresas irresponsables que tratan de asociar una imagen de felicidad ficticia a la posesión de objetos y vivencias banales, o tener una aparente seguridad y control.

Otros poderes gubernamentales, religiosos y algunos en la sombra trabajan en este mismo sentido, conducir e influenciar a las masas mediante el látigo y el gancho, manipulando sus emociones, a veces con oscuros intereses avariciosos y especulativos.

Parece que los que controlan los resortes del poder, sea este de influencia o ejecutivo no se dan cuenta que si apoyaran más la educación y el hacer la población más madura y consciente, ésta, liberada de estos atavismos, iría comportándose con más claridad de ideas para elegir mejor.

Todo tiene un karma en la vida, y las acciones basadas en el egoísmo y la maldad se pagan con un precio acorde a la responsabilidad personal, y de acuerdo a la justicia divina, pero nada sale indemne, y no es un castigo, es una medicina para que se aprenda.

La Humanidad, tiene mucho que crecer en numerosos aspectos, la convicción de que con acciones positivas es cuando realmente se gana, debe prevalecer, no dejarse llevar por un aparente incremento de autoestima que a veces produce el éxito logrado por cualquier medio, pero que a la larga trae una fuerte resaca de mala consciencia y de consecuencias desagradables.

Poco a poco las cosas mejoran, pero el miedo al miedo, y el deseo de deseo exagerado, que haga sentir vivo, están muy presentes hoy en muchas mentes y corazones humanos.

Hay numerosas personas que ya no prestan atención a los grandes medios de comunicación, porque les molesta la reiterada abundancia de malas noticias que pretenden mover sus emociones primarias y engancharles, hay muchas cosas buenas que pasan el mundo a diario y que parece que no tienen resonancia ni transcendencia, desde avances técnicos y científicos, noticias de acciones solidarias, de avances en el pensamiento…

En la actualidad falta una ideología o en una filosofía que produzca un movimiento, solo el materialismo, el consumismo, la egolatría, el confort como sucedáneo de la profunda y espiritual felicidad; y aunque existe un amplio movimiento altruista entorno a la ecología, y a vivir el desarrollo personal bajo unas premisas más basadas en el incremento de la paz, la sabiduría y el amor, hay una tremenda parte de la población manipulable que está sujeta al paradigma antiguo, al trabaja duro en algo que no te gusta para disfrutar casi sin enterarte, y brevemente, vive con estrés y con miedo sin deleitarte de lo sencillo y lo sublime, desea hasta la extenuación, teme para necesitar agarrarte a lo que sea. Esto es desastroso para los seres humanos y debe ser superado.

Saber que existe el placer y el dolor, y que son las herramientas del forjador de nuestra alma, al igual que el conocimiento, es entrar en otra perspectiva en que no solo hacemos, sino que también nos dejamos hacer, permitimos que el cirujano interior quite y ponga, sin apego y sin miedo, o lo menos posible, entendiendo que todo constituye un proceso de crecimiento en que lo bueno hace que lo malo se haga visible para evidenciarlo, tomar consciencia y poner medidas para su corrección.

El amanecer de una época viene de la mano de hacerse consciente de muchas cosas, y la fundamental es quien es uno, la primera iniciación es saber que no se es el cuerpo, la segunda que tampoco la mente con todas sus capacidades, y el afianzamiento surge por la seguridad de ser atemporal y no local, universal y más, substrato transcendente apartado totalmente de cualquier identificación, libre y autosostenido.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDesde Cataluña, ¡Viva Andalucía!
Artículo siguienteVinicius salvó a Zidane
Presidente de la ONG Paz en Acción, director de Radionuevaera.es, Coproductor del programa Tiempo de Cambio, colaborador de la revista Ser Consciente, coach, empresario, escritor y conferenciante. Tiene un profundo interés por todos los conocimientos humanísticos, dedicándose al estudio de la Psicología, especialmente el análisis de C.G.Jung, mediante una introspección de más de dos años. Su interés por comprender al ser humano y su destino le lleva a estudiar también Filosofía durante ocho años. Se forma en técnicas bioenergéticas durante un año y medio, y meditación, tres años. Es colaborador en periódicos, televisiones y especialmente en numerosas radios. Desarrolla varios productos que comercializa a nivel nacional como: -CURSOS DE AUTOAYUDA (12 TÍTULOS) -REVISTA: EL MUNDO DE LO INCREIBLE –PROGRAMAS: ELIMINE SU ESTRÉS Y VALORES PARA UNA CULTURA DE PAZ -LIBROS: RELACIONES HUMANAS, TECNICAS ÉTICAS DE VENTA y ESTRELLAS DE ESPERANZA. Imparte el taller: SER CONSCIENTE EN EL AHORA.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre