Paloma Valencia es analista política, abogada y Senadora por la República por el Centro Democrático. Uribista desde la primera hora y fiel escudera del presidente Uribe, en esta entrevista se muestra muy prudente con respecto a la gestión del presidente Iván Duque y las tensiones internas dentro de su partido. Valencia también cree, sin dudarlo, que esta crisis, propiciada por las protestas y los paros nacionales, se puede remontar y que Duque tiene el camino despejado para recuperar su maltrecha popularidad. ¿Será así?

 

¿Qué valoración haces de las protestas que se suceden en todo el país en estos días como partido de gobierno?

Primero quiero resaltar que hay gente que se manifiesta genuinamente en defensa de unas demandas sociales y que considero justas y aceptables, que creo incluso que se engloban en un fenómeno mundial de protesta civil ante una cierta crisis de legitimidad de las instituciones representativas. Hoy la gente vota pero no se limita solamente a votar sino que quiere ser partícipe de la toma de decisiones por parte de los gobiernos y los políticos, lo cual lo acepto como parte de un cambio. Creo que las nuevas tecnologías han abierto nuevos espacios para que la ciudadanía participe de una forma más activa en la política y en la toma de decisiones, como decía antes.

En segundo lugar, hay que destacar que hay ciertos elementos atizados por determinados líderes políticos para desestabilizar al gobierno y generar una crisis con el único fin de mostrar que al presidente Iván Duque no le va bien y que ellos son la alternativa. Incluso algunos pensaban que podrían tumbar al presidente e ir a una convocatoria anticipada de elecciones. Son líderes políticos que quieren construir su futuro político sobre la base del fracaso no ya sólo de Duque, sino de todo el país, de toda Colombia. Son una clase política antidemocrática que no respeta que las elecciones se ganan en las urnas y que pretenden en la calle aquello que no ganaron por el apoyo de la mayoría de los colombianos.

Y,en tercer lugar, hay algunos fenómenos interesantes, como una nueva sociedad de jóvenes, que creen que la solución de los problemas es algo sencillo y fácil sin ver que los procesos históricos tienen un valor y unas dificultades a futuro en las no basta solamente con tener voluntad para querer resolverlos, sino que cuentan otros elementos.

¿Crees que hay tensiones dentro del Centro Democrático, cierta marejada de fondo se podría decir?

Evidentemente hay unas tensiones que son innegables y que no se pueden dejar de lado. Yo, sin embargo, creo que el partido tiene una visión de qué país quiere y cómo trabajar para conseguirlo. Además, considero que todas esas voces disonantes que hay hoy en el partido deben de arrimar el hombro para ayudar al presidente Duque en este momento tan crucial para el país porque el éxito del máximo mandatario de los colombianos no solamente será para el partido, sino para todo el país. Creo que todos los colombianos, incluido el Centro Democrático, debemos de estar muy unidos en torno a Duque y ayudarle en su gestión para que saque adelante los proyectos que prometió al país.

¿No se echa en falta equipo de gobierno y de partido ayudando al presidente Duque en estos momentos?

Yo creo que el partido sí ha salido en defensa del presidente, pero creo que el gobierno, que es más tecnocrático más que político, no ha sabido encabezar la defensa de la gestión de Duque. Para defender a un presidente necesitas un buen gobierno. Creo que eso es lo que la ciudadanía está viendo, en el sentido de ver unos miembros del gobierno empoderados dando la batalla política en favor del presidente Duque.

También se echa en falta cierta pedagogía política para explicar a los ciudadanos las cosas, ¿no piensa lo mismo?

Yo creo que lo que hace falta es un gobierno más político y con más capacidades de penetrar en la opinión pública, teniendo mensajes claros para combatir en la arena política, defendiendo lo que está haciendo y contándolo a la ciudadanía para que lo pueda entender. Creo que el gobierno del presidente Duque tiene mucho que mostrar pero la falta de un auténtico gabinete político ha generado problemas a la hora de comunicar y enfatizar con el ciudadano medio de Colombia, que muchas veces no entiende lo que hace el presidente.

Recuperar la aceptabilidad de Duque

¿Cree que estas protestas han sido un punto de inflexión en la presidencia de Duque y que desde aquí en adelante al presidente le costará levantar su baja popularidad?

No me atrevería a aventurar cuál será el comportamiento de la opinión pública, pero si creo que al presidente Duque le gusta escuchar y tiene todas las cualidades y ganas para que las cosas le vayan bien, no solamente a él sino a todo el país. Es un hombre que quiere al país y así lo noto yo, lo percibo en el día a día. Estas mesas de diálogo, pienso, son absolutamente necesarias para establecer esa comunicación con todos los agentes y actores del país. Colombia es un país donde el grado de polarización es tan grande que la mayoría de la gente piensa que los líderes políticos nos odiamos, cuando lo que nos diferenciamos es en los enfoques acerca de los problemas que tiene el país y sobre la naturaleza de los mismos. Creo que tenemos que transmitir a la ciudadanía que los líderes políticos pueden hablar y conversar sin que nadie renuncie a su posición política, defendiendo siempre la posibilidad de llegar a acuerdos, como decía Alvaro Gómez, sobre lo fundamental. Esos acuerdos siempre deben de hacerse sobre la base de que sean lo más adecuado para que a Colombia le vaya bien, para que salga adelante.

¿Cree que Colombia también está inmersa en ese giro a la izquierda que se percibe en todo el continente?

Creo que el continente está abandonando a la izquierda, pero Colombia siempre ha sido contra cíclica. Nosotros cuando las Américas se vuelven de derechas, nos vamos hacia la izquierda y viceversa. Ojalá no sea así porque yo pienso que lo que le falta a Colombia es más orden, más disciplina y un proyecto con una visión más a largo plazo de país. Ojalá podamos tener continuidad en nuestras políticas para que el país avance y podamos ofrecer a los ciudadanos soluciones a sus problemas sociales y reales.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 + cinco =