Soldados israelíes deteniendo a un niño palestino de 7 años

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Expatriados de Palestina anunció su intención de remitir un informe a la Corte Penal Internacional (CPI) sobre la actual represión israelí en el barrio ocupado de Jerusalén Este de al-Issawiya.

En un comunicado, el Ministerio afirmó que «está viendo con enorme preocupación la escalada israelí en las continuas campañas de detención de ciudadanos palestinos en territorio ocupado, hasta el punto de que apenas pasa un día sin el arresto de docenas de palestinos.» El último de estos arrestos tuvo como consecuencia la detención de más de 17 ciudadanos en diferentes áreas de la Cisjordania ocupada, con un enfoque principal en Jerusalén Este y más en concreto en el barrio de al-Issawiya en particular.

Por otro lado, las fuerzas israelíes impusieron un arresto domiciliario nocturno a varios jóvenes en Jerusalén por períodos que van de tres a cuatro meses, en completa contradicción con el derecho internacional y los principios de derechos humanos.

El Ministerio de Exteriores ha advertido sobre las consecuencias de lidiar con arrestos masivos y arbitrarios que se han convertido en una rutina diaria o lidiar con ellas solo como estadísticas que ocultan el alcance del gran sufrimiento de las familias palestinas debido a Las incursiones nocturnas de las fuerzas israelíes en los pueblos. Estas redadas suelen ir acompañadas de disparos con fuego real, gases y cartuchos acústicos, además de incursiones violentas en los hogares de civiles indefensos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre