Palabra de una Directora

7

La propuesta de Diario16 de dirigir este medio es el sueño de cualquier periodista que defienda los principios fundamentales de nuestra profesión: informar, formar y entretener. Con una mirada crítica y una postura valiente de lo que ocurre a nuestro alrededor.

Acepto el reto, con ilusión, pasión por el Periodismo y gran responsabilidad. También con los pies en la tierra. Son tiempos difíciles para la lírica, para nuestro país, nuestros valores y, especialmente, para la ciudadanía. Para los periodistas también.

La visión de esta humilde plumilla de provincias, que se ha dejado alma, pasión y vida en ello, permitirá también abrirnos a la realidad de todo un país, donde nuestras gentes desde cualquier rincón sufren, luchan, lloran y rían, de forma mucho más anónima.  Pero que, al fin y al cabo, son como el resto, los que hacen que España siga adelante.

En el camino, como cualquier periodista de bien, hemos dejado los profesionales de la Comunicación muchas ilusiones, horas interminables de trabajo y ningún reconocimiento. Somos conscientes de que representamos un oficio poco valorado, muy ninguneado y en el que nos hemos dejado arrinconar por editores, medios e instituciones.

En la medida de lo posible lucharé por dar voz a los que no la tienen, para que el ansia de un titular o una exclusiva interesada NO nos impidan conocer la realidad y para que la política no sea nuestra razón de ser. Porque no lo es.

Un excelente equipo de profesionales, liderados por Beatriz Talegón, directora editorial de Diario16, ha aportado y aportará mucho más que yo a este proyecto de vida. Pero les prometo a ellos, y a ustedes nuestros lectores, dejarme la piel en el intento. Palabra de periodista.

Mi reconocimiento hoy también para todas y cada una de las personas que han formado parte, desde la Transición, de las siglas de Diario16. Profesionales, hoy maestros para mí, como Carlos B. Pérez, Andrés Gilibert, Mar Rosell y Montse Ortiz, y decenas de profesionales más, son ejemplo de integridad, entrega y pasión. Junto a ellos,  mi primer y ya director de siempre y de vida, Iñigo Domínguez de Calatayud, y el también excelente periodista con integridad a prueba de bombas, mi compañero de vida, Sergio Arestizabal, serán mis referentes.

Porque la libertad de expresión no sea una utopía y porque los sueños, como me ha ocurrido a mí al aceptar el reto de dirigir Diario16, a veces se cumplen, vamos a trabajar por ustedes, por nosotros y por todas y todos.  Vamos a ello.

7 Comentarios

  1. Un reto ilusionante, en una cabecera emblemática como Diario16, para una excelente periodista ‘de raza’ como María José Pintor. Una magnífica combinación para recuperar los valores del Periodismo que necesita nuestra sociedad. Todos los demócratas estamos de enhorabuena.

  2. Enhorabuena Mª josé, gracias por estar ahí, estoy seguro que esta nueva etapa será como tu, brillante.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre