Tensa e intensa jornada de negociación entre Reino Unido y La UE que finaliza con un acuerdo en el que Londres cede. Los británicos aportarán a la salida del Brexit 45.000 millones y los tres millones de europeos que residen en las islas podrán permanecer con idénticos derechos.

Uno de los principales objetivos de las negociaciones que se están llevando a cabo entre la Unión Europea y Reino Unido, es mantener el estatus de los miles de europeos, entre ellos españoles, que viven y trabajan en su territorio. En la actualidad hay casi 200.000 españoles residentes en el Reino Unido y los 300.000 británicos que viven en España. Y para ambas partes es importante un acuerdo que de tranquilidad. Los tres millones de europeos que residen en el Reino Unido mantendrán su derecho a vivir en las islas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, tras las negociaciones que se desarrollaron durante toda la noche pasada, alcanzaron un «suficiente progreso» en la primera fase de las conversaciones del Brexit.

Los tres millones de europeos que residen en el Reino Unido mantendrán su derecho a vivir en las islas

El acuerdo incluye la llamada «factura de divorcio«, el monto que debe pagar Reino Unido por las obligaciones financieras que adquirió en sus 44 años como estado miembro de la UE

El acuerdo anunciado esta madrugada pasada no se trata de un contrato final, aunque sí que es un importante progreso para concluir en un futuro próximo con un Brexit blando.

Entre los que se acordó ayer estos aspectos son los más importantes.

Garantía de los derechos de los ciudadanos europeos viviendo en Reino Unido y de los británicos en la UE

La cuenta que pagará Reino Unido por el «divorcio»

Una frontera abierta entre la República de Irlanda (que es parte de la UE) e Irlanda del Norte (parte del Reino Unido)

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre