Pablo Iglesias ha comenzado su intervención invitando al auditorio a reflexionar acerca de todo lo que ha ocurrido en los últimos cinco años en nuestro país. “Siempre hemos dicho la verdad y eso en política no sale gratis”, ha señalado Iglesias, haciendo un llamamiento a la movilización y llenar las urnas el 26M.

«Quiero que hagáis memoria. Hace cinco años nadie podía pensar en nada diferente al bipartidismo político. Hace cinco años era impensable que una formación política de ámbito nacional reivindicara la plurinacionalidad en cualquier lugar del Estado.

Cuando dices que los dueños de los bancos mandan más que los diputados, cuando dices que los propietarios de los medios de comunicación mandan más que los representantes políticos elegidos por la gente, te estás buscando enemigos muy peligrosos. Y a pesar de lo duro que nos han golpeado estamos más cerca que nunca de formar parte del Gobierno del Estado y de tener gobiernos en ayuntamientos y comunidades autónomas de nuestro país».

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha participado esta mañana en Vigo en un encuentro junto a Rubén Pérez, Oriana Méndez, Xaquín Pastoriza y Estela Miller, candidatos y candidatas de la Marea de Vigo al Ayuntamiento.
El secretario general de Podemos ha querido recordar artículos de la Constitución fundamentales para la democracia que no se están cumpliendo en España.

«Algunos usan la Constitución como una suerte de arma, pero no la leen, no la abren. Nosotros no pedimos más que se cumpla la Constitución que en su Artículo 31 dice que el sistema fiscal debe ser progresivo y no se cumple. Hagamos un sistema fiscal en el que los que más tienen, más paguen. Que paguen lo que les corresponde», ha detallado Iglesias.

“Algunos usan la Constitución como una suerte de arma, pero no la leen, no la abren”

Para hablar de la importancia de la democracia y la igualdad de oportunidades que garantiza el Estado cuando todos cumplen la Ley, Iglesias comenzó con una frase de Nelson Mandela. «En democracia el hijo de un minero puede llegar a ser el director de la mina. La diferencia entre una democracia y una dictadura es que una niña que nazca en una familia sin recursos podrá estudiar en una escuela pública y ser en la vida lo que le dé la gana. La diferencia entre una dictadura y una democracia es que, en una democracia, cualquier persona independientemente de su cuenta bancaria, podrá ir a un hospital público y ser atendido con los mejores medios y por los mejores profesionales y eso no va a depender de la caridad de ningún millonario, sino del Estado».

Por su parte, Xaquin Pastoriza, candidato al Ayuntamiento de Vigo, ha hablado de que hay muchas cosas que se han normalizado en Vigo, pero también por suerte la lucha es una de esas cosas. «Muchos habitantes tienen que salir a buscar un futuro mejor porque se está normalizando el paro, pero también se está normalizando que la gente luche. Tenemos aquí hoy con nosotros a los bomberos que están exponiendo sus reivindicaciones, y que piden unas condiciones laborales dignas; como los trabajadores de telemárking; los del astillero de Vulcano; los de las escuelas infantiles; o los trabajadores de Citroën. Los que estamos aquí tenemos mucho en común. Tenemos en común que queremos otro modelo de ciudad. Una ciudad cuidadora donde nadie se quede atrás»

En su turno, la número dos al Ayuntamiento, Oriana Méndez ha recordado que «desde lo local hay alternativas contra las políticas de recortes y desigualdades. Continuamos en 2019 porque sobran los motivos para hacer de este Ayuntamiento un espacio democrático y participativo. Construiremos una realidad en colectivo».

Por último, el candidato a la alcaldía de Vigo, Rubén Pérez, ha hecho un llamamiento a perder el miedo en Vigo «como han hecho los trabajadores».  Y añade: «vamos a trabajar para que la Marea de Vigo construya una mayoría progresista de izquierdas que condicione todo».

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × uno =