Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, ha participado en el acto «La vivienda: ¿derecho o bien de mercado?», junto a la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, la secretaria de Estado para Agenda 2030 y futura ministra de Derechos Sociales, lone Belarra, el responsable del área de economía de Podemos, Nacho Álvarez, y la dirigente de IU Sol Sánchez.

En dicho acto, Iglesias ha señalado que las políticas de vivienda en España reflejan la historia de la corrupción española, reflejada en prácticas mafiosas como los ‘papeles de Bárcenas’ que recogen las presuntas aportaciones de constructoras al PP y que fueron anotadas por el antiguo tesorero popular Luis Bárcenas.

Por todo ello, el líder de Unidas Podemos ha afirmado que en la regulación de los precios del alquiler está en juego quién manda en España y es la ocasión de demostrar que la democracia no es solo un conjunto de buenas intenciones sino también el compromiso con la ley.

En concreto, ha sido contundente cuando ha afirmado que está en juego una transición en España que es acabar con la economía especulativa que es ineficiente para el modelo productivo de España. Además, ha defendido que la regulación del alquiler permitirá cumplir el artículo 47 de la Constitución, que pauta la vivienda como un derecho. Y es que a juicio de Iglesias, sectores económicos y dirigentes políticos creen que esa disposición de la Carta Magna es comunista.

Por otro lado, Iglesias ha pronosticado que van a ganar el debate para regular los precios del alquiler ante el PSOE, dado que la correlación de fuerzas en el Congreso les favorece.

En el arranque del acto, el vicepresidente se ha referido a las discrepancia entre PSOE y Unidas Podemos en la negociación de la nueva Ley de Vivienda y en el modelo para controlar los precios del alquiler. Concretamente, el PSOE ha planteado un modelo de incentivos fiscales que el ala morada del Ejecutivo rechaza por incumplir el pacto de coalición y reivindica un sistema de control de precios y obligaciones para grandes propietarios de cara a destinar parte de sus viviendas vacías a alquiler social.

Para Iglesias, la cuestión de la vivienda va mucho más allá del debate abierto en el seno del Ejecutivo, si bien ha advertido a los socialistas de que lo firmado ante la ciudadanía es ley.

Además, ha explicado que la regulación del alquiler no responde solo a un momento «puntual» dentro de la coalición sino que es una cuestión nuclear del país, con una «oligarquía» económica que se «atrinchera» para «defender sus privilegios».

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre