La administradora provisional única de RTVE, Rosa María Mateo, ha nombrado a Pablo Galán González nuevo director de Recursos Humanos de la Corporación. Sustituye a Paloma Urgorri, que deja el cargo a petición propia tras cinco años y medio como directora de RRHH, habiendo negociado hasta su aprobación el III Convenio Colectivo, según informa el ente público en un comunicado.

Nacido en Madrid en 1979, Pablo Galán es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid y abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid. PDD por IESE, es experto en Liderazgo de Personas y Gestión de Equipos (ESADE), experto en Relaciones Laborales (Fundación Sagardoy) y ha realizado el programa executive de urbanismo por el Centro de Estudios Garrigues.

Trabajó como asociado en Garrigues Abogados y Asesores Tributarios durante 6 años y se incorporó al área jurídica de Canal de Isabel II en 2009 como jefe de Departamento. Desde 2013 ha sido el responsable de Recursos Humanos de la empresa, primero como subdirector de Recursos Humanos y, desde 2016, como director de Recursos. En esta dirección se engloban, además de recursos humanos, las áreas de TI y Sistemas de Calidad.

Es además docente y ponente habitual en diferentes foros e instituciones educativas en materias relacionadas con la gestión de personas, y vicepresidente de la Asociación Empresarial de Empresas Gestoras de Servicios de Agua Urbana (AGA).

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorBanco Popular: no existió ilegalidad en las tasaciones pre-Saracho
Artículo siguienteTendencia ascendente en las cifras de uso compulsivo de internet
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre