Después de semanas de confrontación política entre la derecha y la izquierda española, que se han intercambiado multitud de reproches a medida que se acercaba la fecha de la sesión de investidura, el PP, nervioso, ha perdido las formas y hasta ha intentado, con cierto éxito y haciendo uso de su poder en las instituciones, torpedear la votación que, si no hay sorpresas, permitirá a Pedro Sánchez continuar en la Moncloa y a España disfrutar de un Gobierno progresista. Tras la extensa intervención del presidente del Gobierno en funciones y candidato a la Presidencia, con apelaciones al diálogo para resolver el conflicto en Catalunya y detallando las medidas sociales pactadas con Unidas Podemos, llegaba el turno de Pablo Casado.

El presidente del Partido Popular, en un tono chulesco y casi insultante, se ha dirigido a Sánchez para decirle: “¿Usted duerme bien? ¿Ha conseguido conciliar bien el sueño tras el espectáculo de ayer de sus socios?”.

Casado ha continuado atacando al candidato socialista sin pudor: “Nos trae aquí un Gobierno de pesadilla. Será su epitafio político. Ha perdido la dignidad de liderar un partido constitucionalista”. El líder popular se ha permitido incluso decirle al candidato a la Presidencia lo que tiene que hacer en referencia a la decisión de la Junta Electoral Central sobre la inhabilitación del presidente de la Generalitat de Catalunya y le ha espetado: “Si Torra no cesa en las próximas horas como president, usted debería iniciar el requerimiento para aplicar el artículo 155. ¿Va a permitir tener un presidente autonómico en absoluta rebeldía contra el Estado?”, ha insistido mirando a la bancada socialista.

Visiblemente nervioso, Casado ha amenazado a Sánchez y le ha dicho que –a su juicio– “puede incurrir en prevaricación”. “Actuaremos contra usted con la misma contundencia que contra Torra”. Y ha seguido haciendo uso del insulto. El líder del PP ha llamado “presidente fake” a Sánchez y olvidando las mayorías parlamentarias y la representación soberana del pueblo español le ha dicho: “Usted trae a esta cámara el acuerdo que siempre ha deseado, no el que le ha quedado más remedio, como no se cansa de repetir”.

Además, ha asegurado que Sánchez “podría gobernar en solitario, con el apoyo externo del PP y basado en once acuerdos de Estado. Los que le proponíamos”.

Temerario discurso el de Casado, que ha seguido en tono arrogante dirigiéndose al candidato socialista: “¡Qué vacía está la tribuna de invitados de barones del partido socialista, qué atronador silencio!”. Y lo ha dicho animado, se supone, por los discursos de algún barón socialista durante los días pasados.

Casado ha tildado el discurso de Sánchez de “guerracivilista” y le ha recriminado que dé “miedo escucharlo”, algo curioso viniendo de uno de los protagonistas del Trío de Colón. “Su programa económico traerá la quiebra de la Seguridad Social”, le ha reprochado el líder de los populares.

No le ha parecido suficiente a Casado quien, con el dedo índice levantado, ha añadido: “Es mejor perder las elecciones que el alma”, y ha recordado testimonios de víctimas del terrorismo de ETA. Como siempre, sin ETA los populares no tienen discurso y olvidan con rapidez que la lacra del terrorismo fue erradicada con el Gobierno socialista de Zapatero. Parece que el PP no quiere solución al conflicto político en Catalunya y le ha insinuado a Sánchez que “los tribunales terminaron con el procés y usted lo ha resucitado. Qué desvergüenza firmar un pacto que pone al mismo nivel al Estado y a una autonomía”.

Casado sigue sin entender que los escaños en el Congreso son un reflejo de la voluntad popular y la aritmética parlamentaria que con toda seguridad le dará la Presidencia a Pedro Sánchez, y agrega: “La voluntad mayoritaria del pueblo español no se recoge en el pacto que usted trae hoy aquí”. “El problema de España no es que falte democracia, sino que usted negocia con los que atentan contra ella. La seguiremos conquistando a partir de hoy frente a ustedes”, continúa Casado.

Un Casado prepotente ha asegurado que “estamos ante un cambio constitucional” y ha acusado a Sánchez de “dañar nuestra nación”. Y le advierte: “No podrá acabar con ella. El problema es usted”.

La derecha no entiende de diálogo, algo que ha quedado en evidencia después del discurso del líder popular, que ha tachado el acuerdo de progreso de Sánchez con las fuerzas de izquierda y nacionalistas de “deriva sectaria” iniciada por Zapatero.

Presume el presidente del PP de patriota y afirma: “Quiero que los españoles sepan que nos enfrentaremos en esta operación de derribo institucional. Nosotros ganaremos y ustedes perderán”.

Terminada la intervención de Pablo Casado, Sánchez ha procedido a la réplica y ha desarticulado el discurso del popular. Sánchez ha ridiculizado al líder popular al asegurar: “Se le ha pasado un pequeño detalle. En el año 2019 se celebraron cinco elecciones: el PSOE las ganó todas y el PP las perdió. Tiene que asumirlo”. Sánchez le ha recordado: “Usted ha hecho cosas impropias de un candidato a la Presidencia del Gobierno. No se va a salir con la suya. Para saber ganar hay que saber perder”.

Ha continuado Sánchez, ya sin papeles y en un tono mucho más coloquial que en su primera intervención: “Reconozco que en abril no nos pusimos de acuerdo y en noviembre las izquierdas entendimos el mensaje. Ustedes no lo han hecho. Se va a romper el bloqueo”. También ha tenido algunas palabras para Ciudadanos: “El partido de la señora Arrimadas pierde cuatro de cada cinco diputados y está a punto de desaparecer”.

Después de conocerse que la Ejecutiva de ERC mantiene la abstención a pesar de la decisión de la Junta Electoral Central, Sánchez se ha dirigido a los catalanes de Esquerra: “Quiero agradecer la actitud de ERC. Han decidido permitir que haya gobierno y se ha hecho público. No tenemos pactos privados”. El candidato a la Presidencia del Gobierno ha respondido a cada ataque de Pablo Casado con argumentos sólidos, y ha desmontado con soltura cada una de las acusaciones que el líder popular le dedicó en su intervención.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre