miércoles, 19enero, 2022
8.4 C
Seville

Owen Jones: «El contrato social que sustenta la pandemia ha sido destruido»

El referente británico de la izquierda demócrata pone el foco en la pérdida de apoyo social ante las medidas que limitan las libertades y derechos de la ciudadanía en la pandemia

- Publicidad -

análisis

Complot contra Donald Trump

Donald Trump, candidato en principio totalmente refractario a la disciplina de partido y devenido en la “bestia negra” del establishment acabó finalmente siendo elegido...

Los expertos advierten a Sánchez de que gripalizar la pandemia es «un craso error»

Hace apenas una semana, Pedro Sánchez apostaba por “gripalizar” la pandemia, un feo palabro que ni siquiera se encuentra en el diccionario de la...

El Repaso del 18 de enero: situación de los bloques EEUU-UE y Rusia, la gestión de los recursos naturales y los partidos políticos

En El Repaso de hoy hemos analizado la situación actual de los bloques de Estados Unidos, Europa y Rusia, en una tensión creciente que...

Putin, el delirante megalómano que amenaza la paz mundial

Cada época de crisis y descomposición tiene a un personaje siniestro como gran protagonista. Napoleón se alzó al poder cuando el sueño de la...
- Publicidad -
- Publicidad-

Owen Jones es uno de los referentes de la izquierda democrática británica. Escribe en medios de comunicación como The Guardian, y precisamente acaba de escribir una interesante columna donde reflexiona sobre las medidas de confinamiento ante la situación de pandemia.

«Debemos tomarnos en serio las variantes de Covid como omicron, pero el ciclo de reglas aterradoras de última hora no puede continuar», señala en este artículo de The Guardian.

El apoyo a menudo militante del público a las medidas autoritarias se ha desintegrado

Su artículo, que hoy rescatamos y traducimos para nuestros lectores de Diario16.com, señala que «A  lo largo de la emergencia británica de Covid, la población ha apoyado abrumadoramente medidas drásticas pero necesarias para combatir el virus, incluso a costa de su libertad personal. Cuando la variante Alpha amenazó con paralizar al NHS en enero, el 85% de las personas apoyó el encierro (…) con solo el 11% en contra, de los que un poco más de la mitad se opuso firmemente.» «Desde el principio, la crítica predominante entre el electorado ha sido que el gobierno de Boris Johnson ha reaccionado demasiado lento y suave: en las primeras semanas de la crisis, dos tercios creían que debería haber actuado más rápido. Sin embargo, desde que Omicron revivió la amenaza Covid, ese consenso se ha derrumbado. La semana pasada, solo el 23% de los adultos en Inglaterra apoyaron el cierre de pubs y restaurantes, el 26% respaldó no permitir que las personas se reúnan en el interior con personas fuera de su hogar y hubo una división equitativa en los grandes eventos deportivos y de entretenimiento. Esos números pueden cambiar más a favor de las restricciones a medida que los casos continúen aumentando, pero la diferencia con el año pasado es marcada. El apoyo a menudo militante del público a las medidas autoritarias se ha desintegrado.«

Owen considera que «esto no quiere decir que debamos sucumbir al fatalismo y dejar que la desilusión con las medidas de Covid vete cualquier respuesta. Siguen existiendo los dilemas centrales de la pandemia. ¿Cómo mantenemos los casos lo más bajo posible, sobre todo para evitar que el NHS se vea tan abrumado por los pacientes de Covid que no pueda realizar su función básica? Obviamente, hay un punto en el que las restricciones serían inevitables y el desfase entre las infecciones y la hospitalización posterior y la muerte hace que sea difícil determinar ese punto y venderlo al público.»

El rechazo de la población no puede considerarse como «negacionismo» únicamente

El aumento del rechazo en la sociedad británica ante las medidas que limitan los derechos de la población, no debe considerarse como «negacionista» en su totalidad. Owen señala a este respecto que «Debemos reconocer que el apoyo menguante de la población no puede simplemente descartarse como negacionismo de Covid. O como engaño conspirativo y desprecio despiadado por la vida humana, precisamente el tipo de manía perversa personificada por Piers Corbyn. De hecho, al hacerlo se corre el riesgo de abandonar las filas cada vez mayores de los desencantados en favor de conspiradores que afirman que las medidas drásticas para preservar la salud pública y la vida humana fueron siempre tan innecesarias como malignas en su intención.»

Su agotamiento es comprensible

Considera Jones que «Su agotamiento es comprensible. No es de extrañar que las encuestas muestren que, en general, los jóvenes son los más opuestos a las nuevas restricciones. Han actuado como un cordón sanitario para proteger a las personas mayores y médicamente vulnerables. Si bien no se debe descartar la amenaza de un Covid prolongado para los jóvenes, el riesgo para sus vidas ha sido muy bajo. Sin embargo, la capacidad de socializar o establecer relaciones en sus mejores años ha sido criminalizada; su educación ha sido lesionada; su salud mental está más dañada que la de las generaciones mayores.» «Además de más de una década de políticas de austeridad que se dirigieron desproporcionadamente a los jóvenes, y un gobierno que cree que hay poco que ganar electoralmente con políticas que alivien su angustia, creen de manera bastante racional que han sido abandonados.»

Pero no solamente son los jóvenes, sino que hay que tener en cuenta a » los 8 millones de personas que viven solas , condenadas a una soledad a menudo dolorosa; los mal pagados que, a diferencia de los profesionales de clase media, se vieron obligados a viajar a lugares de trabajo a menudo inseguros; o las familias en pisos superpoblados sin jardines donde sus hijos puedan jugar. La severidad del encierro siempre dependió de su generación y su clase.»

Se ha destruido el contrato social

«El problema no es que el público ya no quiera detener al Covid, sino que el contrato social que sustenta la pandemia ha sido destruido. El apoyo abrumador para el bloqueo persistió durante tanto tiempo porque parecía haber una ruta de salida estable: que la vacunación masiva de la población protegería al NHS de la amenaza del colapso relacionado con Covid.

Ahora que la certeza se ha evaporado, un final del juego ya no parece seguro y se vislumbra la perspectiva de restricciones ilimitadas. El hecho de que los responsables de diseñar las reglas y exigir la aquiescencia pública no cumplieran con las reglas en sí mismos, mientras que las personas sin hogar estaban siendo procesadas ilegalmente por romper el encierro, dañó aún más el contrato.«

Medidas que no se basen simplemente en restringir universalmente la libertad

Apunta Owen Jones que «La verdadera amenaza que representa Omicron aún no se conoce y es posible que sea necesario tomar medidas para proteger las funciones básicas del NHS. Pero si la abrumadora obediencia del público a las restricciones perdurará esta vez es ahora una pregunta abierta, particularmente entre los británicos más jóvenes y pobres que han sufrido los peores excesos de la respuesta a la pandemia. Eso significa enfatizar enfoques para combatir el Covid que no se basan simplemente en restringir universalmente la libertad. Por ejemplo, aumentar la baja por enfermedad y otras formas de apoyo económico para que los trabajadores puedan darse el lujo de aislarse por sí mismos mejoraría las tasas de cumplimiento actualmente pésimas . También debería haber más apoyo para quienes quieran trabajar desde casa y un programa de emergencia para mejorar la ventilación en las escuelas y lugares de trabajo. Además de ayudar a contener las infecciones, esto enviaría un poderoso mensaje de que el gobierno no está simplemente esperando que se llegue a un nuevo punto de crisis antes de restringir abruptamente nuestras libertades en una respuesta de pánico.

La necesaria inversión en la salud pública

Apunta Jones que «es necesario centrarse en ampliar de forma permanente y espectacular la capacidad del NHS. En tiempos «normales», esto sería de gran beneficio – la gente podría disfrutar de un servicio mucho mejor y menos presionado – pero, lo que es más importante, el NHS estaría protegido de choques como el que Covid lo abrumara.»

«Esta no es una solución instantánea y sencilla: capacitar a más personal médico lleva tiempo, pero un debate público sobre la expansión de la capacidad seguramente debe ser el centro de atención. Un consultor médico sugiere que aumentar la capacidad de camas del NHS en un 10%, de regreso a los niveles previos a la austeridad, permitiría al servicio hacer frente a 200.000 casos de Omicron al día, y señaló que debería complementarse con mejores salarios y condiciones para retener y contratar personal. Si surge otra variante peligrosa, es posible que aún se necesiten más restricciones, pero al menos el público estaría seguro de que el gobierno ha seguido todas las vías posibles primero.»

La falsa dicotomía entre medidas duras o muerte masiva debe abandonarse para siempre

«La falsa dicotomía entre duras medidas autoritarias o muerte masiva debe abandonarse para siempre. Pero eso requerirá que el gobierno financie y apoye medidas más específicas. Se debe construir un nuevo consenso en torno a este enfoque porque el público está comenzando a romperse, y casi dos años después de los brotes de misteriosos casos similares a neumonía en Wuhan, nuestra realidad sofocada ya no es sostenible.»

Un análisis que sin duda podría tener cabida perfectamente en la situación española.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Es que este muchachito, en plenitud de razón, no se para va pensar de donde viene esta evidencia, un desastre social que hace crecer día a día hasta el número de ciudadanos sin trabajo o sin ningún poder social de decisión que apoya a la extrema derecha que es incluso la letal inyección que pone fin a su liviana existencia. Qué pasa? Cómo se enseña al pueblo a ser digno, fuerte y resistente a la intoxicación permanente de los que han dejado de ser ambiciosos por acariciosos; lo quieren todo, lo de ellos y lo tuyo. Pués donde se aprende todo; en la escuela, porque lo que hay es un problema grave de educación, de sobreprtección en los infantes que se han vuelto imbéciles de todo, y algunos se creen adultos hoy. Quién está enseñando a tus hijos sus derechos? Tú? Permítanme que dude de todos y de cada uno de ustedes si antes no han actuado contra esto. Y este mozo que se vaya a criar si tampoco lo vió claro hasta hoy. Tienen tanta razón como empanada.

  2. Nunca hubo ningún contrato social, el pánico (no miedo, pánico) instalado en la población a través de la censura y los medios más el nuevo Dios «ciencia» (apuntalado por el dinero de los laboratorios) fue lo que «unió» a gran parte de las personas.

    Un saludo..

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

00:00:21

Ayuso: “El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”

“El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”. Esa ha sido la frase que ha delatado a la presidenta de...

Sánchez Galán niega tajantemente el espionaje a Florentino Pérez y afirma que él fue el espiado

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha asegurado de manera tajante hoy en su declaración ante el juez instructor del caso 'Tándem',...

Deportistas y atletas que dejaron de serlo

La deportación de Novak Djokovic es el símbolo de la presión a la que se está sometiendo a la sociedad, y especialmente a los...

Javier Corpa: «Estamos hartos del pasotismo de Ayuso»

Javier Corpa, alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha vuelto a denunciar hoy la grave situación generada por la Línea...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

00:00:21

Ayuso: “El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”

“El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”. Esa ha sido la frase que ha delatado a la presidenta de...

Sánchez Galán niega tajantemente el espionaje a Florentino Pérez y afirma que él fue el espiado

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha asegurado de manera tajante hoy en su declaración ante el juez instructor del caso 'Tándem',...

Deportistas y atletas que dejaron de serlo

La deportación de Novak Djokovic es el símbolo de la presión a la que se está sometiendo a la sociedad, y especialmente a los...

Javier Corpa: «Estamos hartos del pasotismo de Ayuso»

Javier Corpa, alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha vuelto a denunciar hoy la grave situación generada por la Línea...