Oskar Matute se ha dirigido a la Ministra Nadia Calviño: «Desde el pasado día 15 y hasta la actualidad se está celebrando en Madrid un foro promovido por la CEOE bajo el título «las empresas españolas liderando el futuro». De hecho, hoy mismo se clausura por el rey. Sabemos que se clausura de forma solemne pero no sabemos si irá a recoger leche y aceite, pero en cualquier caso, se ha hablado en el foro de una mayor flexibilidad laboral, de la apuesta por más colaboración público-privada transformada en ayudas a las empresas, y una exigencia de una «fiscalidad a la carta». ¿Cómo contempla su gobierno aplicar las propuestas de la CEOE?»

La vicepresidenta tercera del Gobierno ha respondido a Matute que «la envergadura de la emergencia sanitaria, económica y social a la que nos enfrentamos es tal que necesitamos todas las voces y todos los brazos remando en la misma dirección para salir de una situación tan compleja». En este sentido, ha señalado que el Gobierno escucha a todas las formaciones políticas y a todos los actores.

Matute ha señalado que «tiene serias dudas» en el hecho de que haya que ir en el sentido que marca la CEOE, concretamente aquellos que durante la crisis promovieron medidas que destrozaron los derechos laborales. Ha recordado, como ejemplo, los impuestos que ha pagado Netflix, para poner de manifiesto la enorme brecha existente entre la carga impositiva que hay que soportar. Ha recordado que Intermon Oxfarm ha señalado que los 23 ultra ricos del Estado español, han ganado 19.200 millones de euros mientras han crecido en 700.000 personas las que se encuentran en riesgo de exclusión. «Es tiempo de elegir», ha subrayado Matute, poniendo el foco en la necesidad de acometer medidas concretas para proteger a los más débiles.

Calviño ha insistido en la importancia de escuchar a todos los que se han reunido en el Foro, subrayando que hay que apostar por un modelo productivo basado en la economía verde, en la digitalización, en trabajos dignos, y apuesta por ello. Desde el Gobierno, ha señalado que las prioridades son conocidas y vienen marcadas por los distintos paquetes que han venido adoptando «desde el primer momento», como un «plan de choque para proteger nuestro tejido productivo y el empleo, un apoyo a la reactivación a partir de ahora para crecer de manera vigorosa, y un acuerdo para crecer de la manera más sostenible desde el punto de vista ambiental y social». Este Gobierno, ha señalado, «ha elegido ya no dejar a nadie atrás».

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre