Dos de los cinco miembros dela manada de Manresa’  condenados por un delito de agresión sexual, en grupo a una menor en la capital del Bages en el 2016, se han dado a la fuga al no comparecer este martes ante la Audiencia de Barcelona, por lo que se ha dictado una orden de búsqueda y captura contra ellos. Se les había citado la semana pasada a una vista para determinar si tienen que ingresar en prisión preventiva, aunque la sentencia aún no sea firme.

La sección 22 de la Audiencia de Barcelona -que dictó la sentencia condenatoria- que ha sido recurrida por la Fiscalía, porque considera que deberían ser condenados por un delito de agresión sexual, en vez de por abuso sexual, ha acordado dictar orden de búsqueda y captura e ingreso a prisión para los dos miembros fugados.  Los otros tres condenados sí se han presentado ante el tribunal, para los que en estos momentos no se ha dictado resolución. Las vistas se están celebrando a puerta cerrada.

El abogado de uno de los condenados, David Maraver, ha rechazado el encarcelamiento preventivo, señalando que su cliente ha cumplido la medida cautelar de presentarse semanalmente al juzgado, y ha descartado el riesgo de fuga. Y ha recordado que, como el resto de las partes, presentó recurso contra la sentencia, en su caso por falta de pruebas que acrediten que su cliente participó en los hechos.

La Audiencia de Barcelona condenó el pasado 31 de octubre a penas de entre 10 y 12 años de cárcel por un delito de abuso sexual a cinco miembros de ‘la manada de Manresa’, mayores de edad, por la violación múltiple a una menor, de 14 años, en Manresa (Barcelona) en 2016, al considerar que “actuaron sin usar ningún tipo de violencia o intimidación para vencer una oposición que no existió u obtener un consentimiento que la mujer no estaba en condiciones de poder dar”.

En concreto, el tribunal de la Sección 22 de la Audiencia de Barcelona condenó a 12 años de prisión a Bryan Andrés Mendoza Chicaiza y Maikel Pascual Tamayo, y a 10 años a Daniel David Rodríguez Lastre, Yordanis de Jesús Campo y Walter Diego Claudio.

El tribunal absolvió a otros dos de los acusados porque sobre uno de ellos no ha quedado probado que participara en los abusos, y del otro tampoco se ha acreditado que incurriera en el delito de omisión del deber de impedir delitos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre