miércoles, 26enero, 2022
11.4 C
Seville

Ojito al loro

"¿Es el enemigo? Que se ponga...". Miguel Gila

Al-Hakam Morilla Rodríguez
Coordinador de Liberación Andaluza.
- Publicidad -

análisis

El Repaso del 25 de enero: geopolítica, Rio Tinto y Djokovic, España en contexto

En El Repaso de hoy hemos hecho un análisis de la situación geopolítica, de cómo ubicar a España en el conflicto y de cuáles...

Frente a la crisis de Ucrania solo cabe una opción filosófica: no a la guerra

Washington y Moscú recaban aliados para el último combate de la raza humana. Los misiles apuntan a los blancos estratégicos, los submarinos atómicos (agazapados...

Río Tinto y Djokovic: la parte del conflicto entre Australia y Serbia de la que no se ha hablado

El conflicto generado entre Australia y Serbia que ha salido a la palestra pública a causa del tenista serbio, número uno del mundo, Novak...

«Lo dice la Ciencia…»

Entre remedios, restricciones y variantes estamos asistiendo a un fenómeno que en algunos genera cierta perplejidad: una entidad con nombre propio y llamada Ciencia...
- Publicidad -
- Publicidad-

Aquello de las mujeres y los niños primero, en caso de emergencia, ha quedado irremisiblemente desfasado. Ahora se anteponen los ‘políticamente correctos’. El problema consiste en que en una sociedad cada vez más multicultural, y cosmopolita por el acceso a la información global, la búsqueda del pensamiento adecuado a cada circunstancia y público se ha vuelto imposible cuando no ridícula. Requiere de una capacidad farandulera en lo ideológico al alcance sólo de los crónicos hipócritas, con menos vergüenza que Falete si se presentara a las Olimpiadas.

De cínicos ejemplos andamos sobrados, a un lado u otro del Estrecho de Gibraltar. Una supuesta experta en Derecho Constitucional que pisotea el Art. 14 de la presunta ‘carta magna’, al afirmar sin el menor rubor la siguiente babosa pamema en una entrevista en un diario de tirada estatal: entendemos al parecer mal el feminismo. Según Carmen Calvo, exvicepresidente primera del gobierno y fantasmagórica Coordinadora interministerial para la prevención del coronavirus (sin asumir la menor responsabilidad), tomamos por feminismo otras materias espurias. No lo confundamos con igualdad o democracia. La guardiana de las esencias interpreta que se trata de alcanzar el supremacismo sexista con ‘cuotas por género’, ‘discriminaciones positivas’ y ‘derecho penal de autor’… Que esta petarda indecente – por ser educado con un calificativo eufemístico – se atreva a salir a la calle con menos de una decena de guardaespaldas, tras tantas familias desechas, suicidios masculinos (perdón, para la aludida ‘menosculinos’) y envejecimiento poblacional sin precedentes, no se sabe si expresa tolerancia masoquista social o directamente el silencio de los corderos, degollados por la propaganda centralista y la complicidad de ciertos media generalistas impresentables. Con tal de enconar el odio entre sexos, para solapar legítimas reivindicaciones de clase, algunas serían capaces hasta de disfrazarse de Sissi emperatriz, versión cañí hortera.

No se crean que la estulticia la atesoramos nosotros en exclusiva. Una pléyade de fascistillas marroquíes, relametraseros del majzen (la casta), han hecho el payaso en la designación de Miss Marruecos, para satisfacción del blanqueamiento de Sión en el elitista puerto deportivo de Eilat, a orillas del Mar Rojo. Había ganado un bellezón con raíces andalusíes, Fátima-Zahra Khayat (Sastre), de sonrisa y mirada capaces de eclipsar el sol. Sin embargo, con ingenuidad exenta de malicia, al comentar la ganadora sus datos biográficos, le da por decir que su abuela fue una costurera inmigrante argelina, como tantos descendientes de andalusíes dispersos por esa hermética frontera de la vergüenza. Orgullosa de su noble antepasada, explicó a la prensa que se ganó esta la vida enseñándoles a otras mujeres marroquíes a coser la prenda tradicional magrebí: el qaftán.

Entonces toda una turbamulta de descerebrados parainquisitoriales en el país hermano se despachó a gusto con el cuento de que… cómo podía ser que la nieta de una argelina les representase, y que además aquella costurera descendiente de andalusíes enseñase corte y confección a las marroquíes, ¡oh escándalo! Se olvidaron de que el qaftán proviene de Persia, y que la diferencia cultural entre un marroquí nororiental de Oujda y un noroccidental argelino de Tlemecén es justo la misma que entre el agua y el H2O. Al menos la Miss Estado español, Sarah Loinaz Marjaní, hija de guipuzcoano e inmigrante magrebí, perturbadora beldad arquetípica cordobesa por el bendito cruce, ha dejado el pabellón mucho más alto que los ineptos organizadores marroquíes del certamen que, con el cuento racista de una ‘lesión’ de la triunfadora electa, a los cuatro días le desposeyeron de su título, presentando a la que quedó segunda: la típica muñecona con cara de goma, por la que gran número de moros suspiran tanto como por las flores de plástico.

El resultado no se ha hecho esperar: ni siquiera ha obtenido al menos una mínima mención. Si este es el respeto que merecen los procedimientos de un simple concurso, llevados de su xenofobia infame, ¿qué esperamos de la equidad de su justicia en las transacciones comerciales o para la seguridad de las empresas e inversiones extranjeras allí? Instamos a que el gobierno español, por el origen andalusí de la atropellada por esos miserables, le conceda la nacionalidad española a Fatma-Zahra Khayat, junto con su familia discriminada, si así lo deseasen. Y os lo reclamamos aquellos a los que esos machistas concursos de belleza nos la traen al pairo, pero en ningún caso el racismo y la xenofobia. La tropilla de los vox-mitivos – y el hembrismo corporativo y de las JONS – no se pronunciarán por esta injusticia clamorosa, que destruye la vida de una mujer digna campeona… Desde que el hijo del corrupto Netanyahu, loado por Abascal, animó a que los árabes invadiesen Ceuta Y Melilla, y con la fábrica de drones-kamikaze junto a la Ciudad Autónoma del genio del teatro Arrabal, se ve que están muy calladitos los ‘patriotas’ de cartón piedra, amarranados a ratos, cuando no ceden soberanía al Estado vaticano.

Por suerte no pocos Estados musulmanes han boicoteado ese certamen para el lavado de imagen de los que genocidan al Pueblo palestino. Gracias de corazón, hermanos. Lo que resulta de chiste es el boicot de EEUU y sus dos títeres de Reino Unido y Australia, anunciando que no se presentarán a los próximos Juegos Olímpicos en Pekín-2022, con la excusa de ¡la represión de los musulmanes del oeste chino, del Pueblo Uigur! ¿Y no fue el Pentágono con la excusa del autoatentado a las Torres Gemelas quién levantó la veda de la morisma, permitiendo a toda clase de regímenes autoritarios fumigar enemigos políticos! Llevan décadas de cruzaditas islamófobas, transfiriendo tecnologías y capitales a China, como los de aquí a Marruecos, y ahora que la precariedad laboral – veinte mujeres operarias del sector textil abrasadas vivas en Tánger en una fábrica dickensiana -y los casi nulos derechos sindicales les comen la tostada, por no poder competir en precios, ¿llaman a los militares e incitan al vesánico armamentismo más desaforado? Carecen de vergüenza y de dignidad humana. ¿Vuestra especialidad no iba por el terreno de las guerritas matamoros? Vaya, empobrecer a los Pueblos con intrigas golpistas y fabricando tétricos ‘yihadistas’ de opereta, acarrea únicamente dividendos a cuatro espabilados. Mientras, China con su política más pragmática ha pasado de mover el 1.5 del PIB mundial en el 2001 a más de un 15%  en la actualidad. Hasta Rusia, con una economía similar a Italia, se permite ningunear a EEUU y la UE, tras masacrar a un tercio de la población chechena, junto con sus impunes operaciones imperialistas por Georgia, Armenia, Moldavia, Crimea, el este de Ucrania… ¿Quién podría reprocharle algo a Putin cuando al requerirle un periodista al cantamañanas Solana, a la sazón portavoz de la OTAN por entonces, acerca de las matanzas brutales del ejército ruso en Chechenia, salió con la copla de que había que tragar porque ‘Moscú dispone de arsenal nuclear’…? ¿Iba a reprochar con más contundencia Bruselas al gobierno húngaro del dictador Orbán, que permite manifestaciones paramilitares antisemitas, xenófobas y que se discrimine a gitanos en guetos, incluso con pogromos y asesinatos no infrecuentes? ¡Tiene en la frontera hasta cientos de kilómetros con vallas de alambre de espino y electrificadas, igual que los nazis! Con sus camaradas de Varsovia, no obstante, debemos ser más indulgentes: aunque tengan el mismo nulo respeto a la independencia judicial que ciertos gerifaltes de Españistán en la Carrera de san Jerónimo, no debemos olvidar que en su suelo quedaron hechos cenizas en los hornos crematorios de Auschwitz quinientos mil judíos y opositores únicamente de Hungría, y en Katyn veinte mil polacos de lo más granado de su sociedad fueron víctimas de los asesinatos en masa de disidentes, ordenados por Stalin (¡ah, esos felices tiempos en que la URSS y el Reich de los ‘mil’ – doce – años se merendaron Polonia, una vez firmado el Pacto Ribbentrop-Molotov!). Por tanto, los polacos entre la Gestapo y el KGB siempre tendrán repartido su sincero afecto.

Y en este circo de los horrores, pasen y vean Sras y Sres, no faltan aburridos coleccionistas de conspiraciones mil, antivacunas mezquinos y cobardes que nos ponen en peligro a todos, subvencionados ecofascistas sectarios en sus burbujitas autistas, un desprecio institucional al ciudadano – devenido súbdito – creciente, tahúres politicastros que viven de engañar a la gente, una supuesta ‘cultura de la cancelación’ que está conduciendo a las Humanidades al nivel de Torquemada y Calvino, esa prensa biempensante aborregada por la ‘publicidad institucional’, la liquidación criminal del mundo agrícola y ganadero institucionalizada, una miseria estructural coordinada desde los Ministerios, tantas mujeres estériles y frígidas, un número cada vez mayor de menores y ancianos que se quitan la vida… y tantas atroces sevicias que desafían toda capacidad de descripción.

Menos mal que nos queda, eco imperecedero en el tiempo, aquella admonición del genial Gila que a tanto/a indeseable enemigo/a de toda la Sociedad Civil, de Al-Andalusía, los Pueblos y la Humanidad le resbala: «¿Ustedes pueden parar la guerra un momento? ¡Qué si pueden parar la guerra un momento?».

Ojalá un día no les salga gratis.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

La UCO investiga a la alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, muy cercana a Ayuso, por contratos irregulares

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han entrado este martes en el ayuntamiento de Arroyomolinos en Madrid, para requisar...

Ya sabíamos que Pablo Iglesias mentía

Nada nuevo bajo el sol. Que Pablo Iglesias haya dicho “Ahora que no soy político puedo decir la verdad” sólo sorprende a quienes se...

El FMI rebaja la previsión de crecimiento de España para 2022 al 5,8%

Según la última edición de Perspectivas de la economía mundial del FMI, el año empieza con una reducción de las perspectivas para la recuperación...

Errores que evitar al hacer apuestas deportivas online

El mundo de las apuestas crece cada día más y con estas aumentan los usuarios que invierten dinero para obtener ganancias de esta manera,...
- Publicidad -

lo + leído

Abierta investigación criminal por las vacunaciones contra la Covid en Inglaterra: la policía busca testimonios de afectados

Los datos que se están reportando de posibles efectos adversos y fallecidos que podrían tener como causa la inoculación de las inyecciones contra la...

Entrevista a la madre de un menor que ha sufrido pericarditis: «Yo no sabía nada de pericarditis cuando le vacuné. No tenía la información»

La inoculación a jóvenes comenzó hace pocos meses en España. Desde la práctica mayoría de los medios de comunicación se aseguró por parte de...

En la disidencia

¿Cómo os sentiríais si, en los medios de comunicación oficiales, os insultaran cada día? A mí me duele, por no decir, que me irrita...

Las inyecciones de ARN no vacunan

Este artículo se hace con la intención de poner un poco de luz al relato único de las farmas, es un esfuerzo de recopilación...

«Lo dice la Ciencia…»

Entre remedios, restricciones y variantes estamos asistiendo a un fenómeno que en algunos genera cierta perplejidad: una entidad con nombre propio y llamada Ciencia...
- Publicidad -

lo + leído

La UCO investiga a la alcaldesa de Arroyomolinos, Ana Millán, muy cercana a Ayuso, por contratos irregulares

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han entrado este martes en el ayuntamiento de Arroyomolinos en Madrid, para requisar...

Ya sabíamos que Pablo Iglesias mentía

Nada nuevo bajo el sol. Que Pablo Iglesias haya dicho “Ahora que no soy político puedo decir la verdad” sólo sorprende a quienes se...

El FMI rebaja la previsión de crecimiento de España para 2022 al 5,8%

Según la última edición de Perspectivas de la economía mundial del FMI, el año empieza con una reducción de las perspectivas para la recuperación...

Errores que evitar al hacer apuestas deportivas online

El mundo de las apuestas crece cada día más y con estas aumentan los usuarios que invierten dinero para obtener ganancias de esta manera,...