Dos semanas después del manifiesto de apoyo al rey emérito, Rodolfo Martin Villa ha recibido lo mismo por parte de todos los ex presidentes vivos, sin excepción y por encima de las fronteras de partido. En lenguaje diplomático entendiendo que aquello que lo motiva es considerado como una fuerte agresión exterior de la máxima gravedad, que no admite diferencias políticas, reclamando y consiguiendo la unidad de la nación española y su más que famoso régimen, del 78.

Que cuatro ex presidentes españoles, todavía vivos, hagan este gesto insólito, para dirigirse a la jueza argentina María Servini en defensa del dirigente franquista Martín Villa, que estuvo citado a declarar en la llamada «querella argentina» ha provocado esta solidaridad. Que Aznar y Rajoy hagan el gesto no puede extrañar a nadie, puesto que son del mismo palo. Que lo haga Felipe González ya no resulta extraño tampoco, visto su papel aquellos años. Ahora bien, que Rodríguez Zapatero lo haga después de haberse significado con la ley de la memoria histórica, es lo que demuestra la importancia que da el estado español a esta querella.

Lo más vergonzoso, en mi opinión, no son las cartas presidenciales sino las de destacados dirigentes de la transición. Miquel Roca y líderes históricos de la UGT y CCOO se han añadido a la maniobra. Y también Josep Borrell, fiel a su política de ser protagonista de la obra de teatro, por mala que esta sea. El régimen en pleno ha salido como un solo hombre en defensa de un ministro de Franco que tiene las manos manchadas de sangre y que fue tildado de criminal por algunos de los que hoy le defienden. No le defienden a él, se defienden a ellos mismos y su obra política, el régimen del 78.

Este pasado jueves el ex ministro Rodolfo Martín Villa, antiguo falangista y posteriormente miembro de UCD, declaró ante la jueza argentina María Servini, encargada de la querella contra los crímenes del franquismo y su defensa se basó en una premisa principal y falsa: Que durante la época de la Transición no existió en España ningún tipo de genocidio.

Llegado a este punto quería recordar un hecho que lo desmiente: El 3 de marzo de 1976 en la iglesia de San Francisco de Asís en Vitoria, la policía cargó a golpes de porra contra unos asamblearios reunidos después de una huelga laboral y no permitiéndolos entrar a la iglesia donde ya había 5.000 personas dentro. Al recibir la orden de desalojar el templo, la policía rompió los vidrios echando potes de gases lacrimógenos, cosa que forzó abrir las puertas y que saliera la gente para respirar.

Fuera la policía los esperaba y los recibió a tiros, más de dos, mil dicho por ellos mismos, que acabaron con la vida de cinco personas y un centenar de heridos de bala. En aquella época ni las huelgas ni las concentraciones eran permitidas, por esta razón muchas veces se reunían en iglesias donde la policía no osaba entrar y no lo hicieron, los obligaron a salir por la fuerza y ya sabemos el resto. Si este hecho no se considera genocidio por parte de Martin Villa y los que le apoyan no hay motivo para seguir hablando.

La querella argentina es un esfuerzo heroico, que no podremos agradecer nunca como es debido, una odisea humanitaria destinada a romper la barrera de impunidad concebida por España para tapar los crímenes del franquismo, evitar que sean enjuiciados los responsables y para proteger así su pervivencia. Ya hace diez años que los jueces argentinos luchan para ofrecer a los querellantes la justicia que España les niega sistemáticamente, de veinte personas concretas, algunas de ellas ya fallecieron -Billy el Niño- entre ellas, sin haber pagado su culpa por lo que hicieron. Pesa una orden de detención que Madrid desafía, obstaculiza y no permite llevar a cabo.

¿Qué piensan ustedes, queridos lectores? ¿Consideran normal esta situación? ¿Encuentran lógicas estas muestras de apoyo? ¿Qué finalidad puede justificar la negativa para investigar los crímenes del franquismo? ¿Podemos estar orgullosos de una transición que ignora estos hechos? Qué motivos puede alegar la justicia española actuando así que no sea justificar el maldito régimen del 78?

Apúntate a nuestra newsletter

7 Comentarios

  1. Lo siento pero lo tengo que decir no me gusta faltar a ninguna persona pero esos hecho acaecidos en Victoria por lo que se solicita la inculpación de M.Villa ,demuestra que en el tema de España ,es lo que se cantaba en las manifestaciones Pesoe y PP la misma mier… son y que los dos dirigente sindicales de verguenza esto lo llevarán siempre en su vida. Viva la Republica .

  2. De todos estos individuos no hay un solo democrata,todos ellos han engañado al pueblo y han sido ejemplares servidores del estado fascista.¿Y que decir de los sindicatos vende obreros?

  3. El Régimen del 78 es la perpetuación del franquismo. Un timo que ahora tratan todos de hacer pasar por momento estelar modélico. Espana siempre ha tapado sus vergüenzas. El problema es que los espanoles lo apoyan.

    • Jose, Reig y xyz, el «régimen del 78» trajo a España el progreso, la paz y la libertad que vosotros ahora disfrutáis.

      España es hoy una «democracia plena» la 19 del mundo (ver Wikipedia «índice de la democracia») por delante de EEUU, Italia, Francia o Bélgica que ocupa la 31 como «democracia imperfecta»; 12 puestos por detrás de España.

      Negar lo que la comunidad democrática internacional reconoce es de negacionistas y tierraplanistas.

      • Sr.Ortiz:
        El régimen del 78 es la forma política que adoptó el proyecto de desarrollo capitalista en España, tras el agotamiento de la forma dictatorial vigente durante cuatro décadas.

        El acuerdo social en España ha estado basado en las expectativas de trabajo (o, tal vez mejor, de empleo) y bienestar para los de abajo a cambio del respeto a la dominación capitalista del conjunto de la vida social y la indiferencia ante el expolio del territorio y los recursos naturales.

        El régimen del 78 ha entrado en coma. Y no se lo ha cargado Pedro Sánchez, sino que lo hemos hecho entre todos: todas esas veces en las que vimos o intuimos la corrupción y no la denunciamos; los muchos momentos en los que aceptamos como normal que políticos de todos los colores ningunearan al Parlamento legislando por decreto; las múltiples ocasiones en las que los políticos compraron votos con subvenciones y contratos a dedo sin que nos inmutáramos por ello.

  4. Había tanta necesidad de todo, todo, todo, que la Transición tuvo fácil anestesiar a los ciudadanos, que por otra parte estaban deseando ser anestesiados.

  5. Quisiera aclarar que el puesto 19 de España es un puro numero matematica con muchas incognitas y que su significado no es para presumir:

    ESPAÑA……..INDICE DE DEMOCRACIA puesto 19……….Democracia plena
    CHILE………….INDICE DE DEMOCRACIA puesto 23……..Democracia Imperfecta
    BOTSUANA….INDICE DE DEMOCRACIA puesto 28……..Democracia Imperfecta
    ISRAEL………. INDICE DE DEMOCRACIA puesto 30…….Democracia Imperfecta
    BÉLGICA……..INDICE DE DEMOCRACIA puesto 31….…Democracia Imperfecta
    BRASIL………..INDICE DE DEMOCRACIA puesto 49…….Democracia Imperfecta

    PROCESO ELECTORAL Y PLURALISMO España valor 9,17 pero nos supera Brasil con 9,58

    FUNCIONAMIENTO DE GOBIERNO España valor 7,14 pero nos supera Bélgica con 8,93

    PARTICIPACIÓN POLITICA España valor 7,78 pero nos supera Israel con 8,89

    CULTURA POLÍTICA España valor 7,50 pero nos supera CHILE con 8,13

    DERECHOS CIVILES España 8,82 pero nos supera BOTSUANA con 9,12

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre