Ivan Van Sertima, escribió que el cristianismo  es ahora una religión hegemónica mundial, pero sin el colonialismo esta realidad fáctica sería imposible. La cristiandad proveyó la base ideológica para justificar la esclavitud y el colonialismo. Los primeros colonos  en Guinea, españoles y portugueses –llevaron a defender e imponer la cruz como su bandera que fue plantada en las América y África. Hoy las dictaduras africanas  son neocoloniales en el sentido de una misión divina. La esclavitud fue  “the curse Of ham” que justificó esclavizar, someter, torturar a los negros.

300 años después todo sigue igual o ha cambiado poco. Las mentes de los colonizados guineanos deberían ser también descolonizada y el cristianismo fue le instrumento religioso  de esta colonización, millones de gentes nunca recibieron educación (a pesar de tener diplomas) sino que eran adoctrinados en la sumisión subliminal a la supremacía blanca. Muchos de ellas mujeres persuadidas para aceptar la fe  de Roma  como su religión, ello hizo del cristianismo una d las mayores religiones del mundo  hoy. Pero poco hoy en Guinea no siempre trabajaron para  la fe y el evangelio, sino a favor y el camino del colonizador, algunos líderes que resistieron  como SasEbwera, usaron las enseñanzas cristianas sobre la igualdad del ser humano para justificar la rebelión contra el silencio colonial impuesto  desde 1777.

El silencio de los catalíticos guineanos a la denuncia al Papa Francisco del sacerdote guineoecuatoriano Eduardo Losaha quien considera que La Santa Sede viene siendo responsable, de forma indirecta, de las diversas violaciones de Derechos Humanos que se producen desde hace 50 años ylo que también denuncia, es que los altos cargos eclesiásticos de la Iglesia Católica en Guinea Ecuatorial también son y han sido fang. Ello ha propiciado una falta de denuncia y enfrentamiento de la Iglesia con los abusos de la dictadura. Un silencio que además ha sido gratificado con regalos del poder en forma de edificios (seminario, templos, palacios episcopales y se sospecha que también se han dado pagos en metálico y otras prebendas).

 Ningún régimen tiránico puede sobrevivir sin el apoyo implícito o explícito de la iglesia. Allí están esos regímenes teocráticos musulmanes violador sistemático de los derechos humanos y productores de petróleo de oriente medio y muy amigos de occidente. Pero Guinea Ecuatorial aunque también fábrica petróleo no es un país de mayoría musulmana sino cristiano con profunda influencia del nacional catolicismo donde la censura política no permite siquiera hablar con la población. Una monarquía al estilo de Korea del Norte, lleno de presos políticos torturados y hospitales donde la gente puede morir por una simple diabetes. Todo con la aquiescencia de la iglesia católica local que con su actitud velada es cómplice de crímenes de lesa humanidad. La cúpula de la institución cierra los ojos y actúa en connivencia con los muchos crímenes, violaciones, robo de las arcas del Estado y arbitrariedades llevadas a cabo por la dictadura militar de los Obiang desde 1979. Persecución que incluye a sacerdotes como Eduardo Leshoa o Jesús Ndong Mba Nngue, acusado “de complicidad y de colaboración con los enemigos del régimen”,  en 2002, fue finalmente juzgado por la justicia reaccionaria de la dictadura, acusados de tener  relación con el partido FDR, o con señores Bonifacio Nguema Esono, Felipe Ondo Obiang y Guillermo Nguema. Se hizo sin éxito una llamada de súplica al Vaticano y a S.S. El Papa Juan-Pablo II.

 

Esta complicidad  con el PDGE muestra algo que desde hace muchísimos años vienen denunciando  los organismos panafricanistas de DDHH: que la iglesia sabe, y calla. El evangelio es proteger a los más empobrecidos y enfrentarse al mal como hizo Jesús. En ese sentido, las propias víctimas, como el sacerdote y ex director de caritas vilmente torturado hoy exiliado en Bilbao manifiestan en su denuncia que sin embargo, son la mejor muestra de que solo se trata de los cargos jerárquicos y no de todos los sacerdotes. Están los curas que siguen caminando con los pobres, no para consolarles de la pobreza o resignarse como algunas homilías que hemos escuchado  estas navidades sino para ayudarlos, darles fuerza para seguir luchando para salir del empobrecimiento. Las familias de los ciudadanos  asesinados esperan al menos un pronunciamiento de su diócesis que encabezan los obispos. La pregunta que muchos se hacen. No condenamos a toda la iglesia, hay obispos perversos y malvados, pero también hay curas asesinados por los milicos por no estar de acuerdo, a estos los llamamos curas cimarrones que ayudan muchísimo a la gente más humildes, recordemos al padre Loshoa, luchó siempre por los más necesitados y fue torturado brutalmente por la dictadura. Apenas dos días después de levantamiento bubi encabezado por Alex en 1998, el padre Leshao entonces responsable de caritas fue arbitrariamente detenido, torturado junto con otros castigos crueles, inhumanos o degradantes, salvó la vida de milagro.

Ni el fallecido Obispo de Bata, Anacleto Sima, ni el obispo de Ebebiyin, Juan Nsue Edjan, ni el obispo de Malabo,  nunca desde el púlpito pidieron por los desaparecidos, los presos políticos o  los torturados. Nunca denunciaron que parara la represión. Con excepciona, muy pocos obispos han hecho mea culpa. Como afirma el periódico religioso Vida Nueva, “Obiang utiliza a la Iglesia para blanquear sus pecados” .¿Qué espera el prelado para pronunciarse ante estos hechos en reiteradas oportunidades a los altos cargos de la Iglesia? ¿Por qué ha de ser solo la justicia civil u o partidos políticos quienes se levantan contra la “indiferencia, cuando no complicidad” de la curia guineana ante las violaciones sistemáticas de los derechos humanos?.  Como afirma el sacerdote Leshao los tiranos reciben el silencio de Roma escuchar los audios de las homilías de la misa del gallo en Ebibiyin, Bata, Mongomo, Malabo o Luba, estas navidades y otros parroquias es repugnante. La carta de Loshoa nos ha puesto de manifiesto que no  se puede seguir callando, ahora esperamos el rap de Bergolio, ojala tenga algo de flow, un gran coro que almenos se pueda  bailar.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cuatro × uno =