Obama, con Juan Verde, durante su conferencia en el hotel Marriott de Madrid. Foto: Agustín Millán.

Cambio climático, falta de agua, escasez de recursos alimentarios, contaminación y basuras, analfabetismo, hambre en el tercer mundo, éxodos migratorios masivos y nuevas tecnologías son algunos de los grandes retos a los que tendrá que hacer frente el ser humano en el próximo siglo. Y solo con ideas y políticas verdaderamente humanistas que superen los excesos del canibalismo financiero de libre mercado podremos librarnos de la catástrofe. De eso se habla hoy en la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular, un foro organizado por primera vez en Madrid en el que expertos de todo el planeta debaten sobre cómo avanzar hacia una economía más sostenible y donde el invitado de lujo ha sido sin duda el ex presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Ganadores del Premio Nobel –como Sir Christopher A. Pissarides, Finn Kydland y el físico Barry Barish–, catedráticos de universidad, emprendedores, presidentes de Gobierno y hasta aspirantes a serlo algún día, como Albert Rivera y Pablo Casado, han aportado sus ideas en las diferentes mesas de debate organizadas en el lujoso Hotel Marriott de Madrid. Rivera ha participado en una ponencia sobre el fomento de la participación ciudadana y la sociedad civil mientras que un tensionado Casado, inmerso en pleno proceso de primarias y pugnando por hacerse con el poder en su partido, lo ha hecho sobre el papel de las asociaciones y las fundaciones.

Albert Rivera y Pablo Casado, tenso por el proceso de primarias en el PP, tomaron parte en ponencias sobre participación ciudadana, asociaciones y fundaciones

Pero la gran estrella del evento ha sido Barack Obama, que tras su conferencia de más de una hora se ha reunido con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con quien ha mantenido un breve encuentro cuyo contenido no ha trascendido al aluvión de periodistas acreditados de la prensa internacional que han cubierto la cumbre organizada por Advanced Leadership Foundation (ALF), presidida por el español Juan Verde. Todo el mundo se pregunta de qué han hablado Obama y Sánchez en su rápida entrevista, un contacto informal donde con toda probabilidad han abordado los graves problemas a los que se enfrenta la humanidad, en especial el cambio climático y la última crisis migratoria, como el reciente caso del Aquarius, el buque cargado con 630 inmigrantes que fueron abandonados en medio del mar por el Gobierno italiano y que Sánchez ordenó traer a España para su acogimiento. “Ha sido una reunión cordial de dos personas que saben mucho cómo puede dirigirse un país y un encuentro breve, pero interesante”, se ha limitado a decir la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de hoy. “Sintonía y cordialidad en el encuentro con Barack Obama. Compartimos la misma visión progresista en cambio climático, energías renovables, migración e igualdad de género”, ha escrito Sánchez en su cuenta de Twitter.

Después de la cumbre, Obama se escabulló fugazmente entre las bambalinas del Marriott, prácticamente sin que nadie lo viera, y se metió en un avión para viajar a Oporto, donde ha impartido otra conferencia. El ex presidente de EE.UU. tiene previsto regresar esta misma noche a Madrid para pasar unos días de vacaciones con su familia en España, aunque la agenda es estrictamente privada, según fuentes de la organización. En Madrid, Obama ha impartido una charla de más de una hora ante un auditorio abarrotado que ha disfrutado con su sentido del humor y con sus propuestas para un cambio de conciencia y un mundo mejor. Antes de su ponencia el líder estadounidense se ha reunido unos minutos con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. “Cuando tienes la ocasión de conocer a una persona que ha tenido tantas responsabilidades y que ha supuesto un avance en concebir un Gobierno como el que él ha sabido hacer, creo que es más mi interés en escucharle yo a él que no que me escuche él a mí”, ha explicado la alcaldesa.

Entre los asistentes a la cumbre estaban el recientemente elegido presidente de Colombia, Iván Duque –único dirigente americano en activo que ha acudido a la cita– y el ministro de la Felicidad del Reino de Bután, Karma Ura. También ha estado la ex presidenta de Ecuador Rosalía Arteaga. El objetivo de la reunión es asesorar a 300 líderes mundiales de los sectores privado y público para que tomen conciencia sobre la importancia de avanzar hacia una economía más verde y sostenible, en la que el objetivo prioritario será reducir al máximo las emisiones contaminantes en los próximos años. También estuvo presente el Presidente del Grupo Editor de Diario16 y MEG Manuel Domínguez Moreno como invitado especial del propio presidente de Advanced Leadership Foundation, Juan Verde. Junto a Domínguez Moreno asistieron otros miembros del Consejo Editor de este medio como Ricardo Lenoir, Elena Rábade, entre otros.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre