El gran Keith Richards ha dejado la mala vida, cuenta que se cuida, no bebe y ya no se droga y este disco es un homenaje a esta vida disipada de Rock and Ralla. Larga vida al amo de los cocoteros.

En 1988, en un descanso de su banda The Rolling StonesKeith Richards lanzó su primer álbum en solitario, ‘Talk Is Cheap’. Este álbum, y sus 11 temas, está considerado históricamente como una clase magistral de Rock N Roll.

Todo comenzó en 1986 cuando Keith estaba inquieto. Los Stones estaban inactivos y, como dice Keith, fue uno de esos «tiempos de olvido». Trabajó con el batería Steve Jordan (el mismo productor que ha vuelto a remasterizar el disco 30 años después) en la película de Chuck Berry «Hail Hail Rock ‘Roll’ y estaba buscando otro desafío. Nunca antes había considerado hacer un álbum como solista y admite que inicialmente fue «arrastrado y quejándose» al estudio.

A lo largo de su carrera en los Rolling Stones, siempre había sido un hombre de una sola banda. «Mi enfoque central siempre fue hacia una única cosa», dice Keith. “Me sentí como con los Stones, tenía la banda perfecta para lo que quería hacer. No podía imaginar que sería igual de gratificante».

Afortunadamente Keith decidió montar los incomparables “X-Pensive Winos” (su banda en este álbum). Desde el principio se sintieron como una banda, con el guitarrista Waddy Wachtel como primera incorporación tras Steve Jordan (productor y batería del proyecto). «Waddy y yo somos como Ronnie y yo», dice Keith. «En cinco minutos es como si se hubieran conocido toda su vida».

Con Charley Drayton, que toca el bajo y también la batería, tres se convirtieron en cuatro, luego cinco con el cantante y teclista Ivan Neville. Todos los músicos convocados eran multi-instrumentistas, músicos de procedencias diferentes que acamparon en Le Studio, en las afueras de Quebec. Aislada de las grandes distracciones de la ciudad, la música fluyó desde el principio. «Había un muy buen rollo y todo lo que tenía que hacer era subirme a él», dice Keith.

Una de las primeras pistas que grabaron fue el explosivo «Take It So Hard», un temazo compacto y distendido que ilustra fácilmente el por lo que todo el mundo llama a Keith, “el Riff humano”. Esto es el Rock and Roll!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =