Ayuso trata de convencer por carta a los hermanos Gasol que la pizza y los sándwich son un menú adecuado para menores. También ha defendido      que en la “teníamos que asegurar esa comida fundamental», ha defendido la regidora.

Ante las recientes declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, relativas a los menús facilitados a menores en situación de vulnerabilidad de la Comunidad de Madrid, la Gasol Foundation ha manifestado “su enorme preocupación ante las medidas adoptadas y sus consecuencias negativas que pueden conllevar en la salud de los niños y las niñas” sean excluidos o no. 

La entidad quiere recordar a todos los representantes públicos de todos los niveles de las administraciones públicas y a las entidades privadas que la epidemia de la obesidad infantil, aunque silenciosa, es una realidad en España, donde según datos del Estudio PASOS 2019, el 34,9% de los niños y niñas de entre 8 y 16 años tiene sobrepeso u obesidad, y además la evidencia científica  demuestra que afecta más a los colectivos más vulnerables.  Concretamente, según datos de la Encuesta Nacional de Salud 2017, la obesidad se triplica en la población infantil de 4 a 14 años en riesgo de exclusión social (15,9%) respecto a las familias más favorecidas (4,6%). En el caso concreto de la Comunidad de Madrid, según datos del estudio de prevalencia de malnutrición infantil en la Comunidad de Madrid, la prevalencia de obesidad o sobrepeso entre los menores de 2 a 14 años se sitúa en el 29,7 %.

Ante estas críticas indiscutibles, Ayuso asegura en su misiva que estos menús basados en pizzas y sándwiches “han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas y no solo se ha tenido en cuenta la cantidad de calorías, sino otros aspectos como la fibra, vitaminas y minerales necesarios que aportan”.

“El hecho de que los menús los ofrezcan Telepizza o Rodilla no significa que únicamente se ofrezcan menús de pizza o sándwiches. Hay una serie de opciones con ensaladas, pasta, y que también incluyen yogures y fruta. Además, en los de Viena Capellanes se ofrece también legumbres, arroz, verduras y pescado», añade la presidenta madrileña.

La Gasol Foundation ha manifestado desde el inicio de la crisis del COVID-19 su preocupación por las consecuencias que a corto, medio y largo plazo tendrá en la salud de los niños y niñas en situación de vulnerabilidad y por ello se puso a disposición de la Comunidad de Madrid para revisar las medidas adoptadas y buscar alternativas que les garantizaran una alimentación saludable durante este periodo de excepción.

A la Gasol Foundation le preocupa enormemente las medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid, las cuales ya se llevan implementando desde hace dos meses y todo apunta a que la situación se dilatará en el tiempo. La exposición prolongada a una alimentación no saludable, teniendo en cuenta que no hay fecha prevista para la reapertura de los comedores escolares donde se trata de garantizar una oferta de menús equilibrados y nutritivos, contribuirá al deterioro de la salud entre las familias más vulnerables, cuya recuperación posterior será cada vez más complicada. Además, la fundación recuerda que el confinamiento está suponiendo un deterioro generalizado de los hábitos de salud de los menores, no solo los relativos a su alimentación, sino también a los de actividad física, las rutinas de sueño, y su bienestar emocional. 

La crisis sanitaria por el COVID-19 conllevará una crisis social y económica sin precedentes, y desde la Gasol Foundation se continúa trabajando para preservar los estilos de vida saludables entre los colectivos en situación de vulnerabilidad socioeconómica cuyos hábitos de salud ya se hallaban más deteriorados antes de la crisis COVID-19 y aboga por todas aquellas medidas que, además de responder a la situación de emergencia, lo hacen teniendo en consideración la salud y el desarrollo de los niños y niñas en el presente, como inversión para el hoy y el mañana de la sociedad.

En este contexto, la Gasol Foundation vuelve a ponerse a disposición de la Comunidad de Madrid para la revisión de las medidas adoptadas y pide a todos los agentes públicos y privados que están dando respuesta a la crisis sanitaria y social del COVID-19 que la protección y promoción de la salud de los niños y niñas a corto, medio y largo plazo estén incluidas en las iniciativas sociales y políticas. La promoción de hábitos de vida saludable debería ser un elemento esencial para la reducción de las desigualdades sociales

Juntos, podemos contribuir a reducir el impacto negativo que la crisis del COVID-19 está teniendo y tendrá, de forma agravada en el futuro próximo, en la salud de los niños y niñas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre