Nuevas dificultades técnicas en los trabajos de entubado de la perforación vertical que finalizó ayer retrasan los trabajos de rescate del pequeño Julen. Se ha tenido que dejar de entubar tras superar los 40 metros de profundidad: los tubos no sobrepasan esa cota, al ser más estrecha.

Ante el riesgo de que puedan quedar atascados, el equipo técnico, ha decidido sacarlos para resguardarlos y ha barajado varias opciones para reconducir la situación y han decidido rellenar el pozo con tierra fina y volver a perforar la galería con un diámetro mayor. Los ingenieros prefieren ahora no dar una estimación del tiempo que llevará esa maniobra, que ya ha comenzado.

Los ingenieros prefieren ahora no dar una estimación del tiempo que llevará esa maniobra

El delegado de Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha indicado que espera “un final feliz a lo largo del día de hoy y mañana” en el rescate de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo hace más de una semana en Totalán (Málaga), tras las labores que se realizan para “sacar al menor a través de unos trabajos que normalmente duraría en torno a seis o siete meses, que se han concentrado en unos pocos días”. Así lo ha dicho durante su intervención en la apertura de un desayuno informativo celebrado por La Voz de Almería, en el que ha remarcado el “anhelo que tenemos para que todo termine bien este caso”, en el que se ha felicitado por la capacidad de movilización de la sociedad “en un espacio de tiempo muy corto, ante un desgraciado acontecimiento, que supone una situación inédita nunca antes sucedida en el mundo”, ha concluido.

El juzgado de Instrucción número 9 de Málaga ha abierto diligencias para conocer las circunstancias exactas en las que Julen cayó el pasado domingo 13 de enero, en un pozo a las afueras de Totalán. Según han explicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), lo ha hecho a partir de un atestado realizado por la Guardia Civil tras tomar declaración a los padres del menor, el dueño del terreno y la persona que ejecutó el pozo a mediados del mes de diciembre.

El túnel vertical paralelo al pozo alcanzó esta noche los 60 metros de profundidad obligatorios para continuar con el rescate. “Han aparecido materiales muy duros de horadar”, según precisó la Subdelegación del Gobierno en Málaga, lo que ha ralentizado la finalización del túnel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 1 =