Un avión comercial Sujoi Superjet 100 que viajaba en dirección a Murmansk ha tenido que regresar al Aeropuerto Internacional de Sheremétievo de Moscú, después de efectuar un aterrizaje de emergencia envuelto en llamas.

Al menos 41 personas han fallecido, según la agencia TASS, y decenas de personas han resultado heridas, según han afirmado algunos medios locales. Los pasajeros a bordo han sido evacuados por el tobogán de emergencia mientras la parte trasera ardía en llamas. Las autoridades rusas en un primer recuento habló de 13 fallecidos.

Agencias rusas han informado de que un rayo había alcanzado a la aeronave en pleno vuelo, según había explicado la tripulación,  lo que les obligó a volver al aeropuerto y realizar el aterrizaje de emergencia. La rusa Aeroflot habla de «razones técnicas».

Expertos en aviación creen que es improbable que un rayo sea la responsable del accidente a bordo. Los aviones atraen rayos cuando atraviesan zonas de tormenta, pero es muy infrecuente que causen daños físicos en el aparato y no afectan a la seguridad del vuelo, según la Organización Internacional de Aviación Civil.

https://twitter.com/vlafbi/status/1125129524558143488

El Comité de Investigación de Rusia abrió una causa penal por «violación de las normas de seguridad para la operación de transporte aéreo». La representante del Departamento de Investigación Interregional de Moscú del transporte de TFR Elena Markovskaya agregó que 37 personas, incluidos cuatro miembros de la tripulación, sobrevivieron.

El Ministerio de Emergencias de Rusia abrió una línea telefónica: los familiares y pasajeros cercanos de la aeronave podrán recibir apoyo psicológico e informativo marcando las 24 horas del día al 8-800-775-17-17.

– Le agradezco a Dios que todo haya sucedido de esa manera. Gracias a los auxiliares de vuelo, me salvaron. Las chicas estaban cerca. Los locales donde había gas y oscuridad, la temperatura más alta, ayudaron a la gente a salir de allí, les ayudó a descender por la rampa «, dijo el pasajero Dmitry Khlebnikov, quien sobrevivió a una emergencia con un avión en Sheremetyevo.

«El avión hizo un aterrizaje de emergencia con tanques llenos de combustible, porque después de despegar, pasó unos 20 minutos en el aire. Era una medida necesaria, porque los pilotos no tenían comunicación con los controladores, y era peligroso maniobrar sobre Moscú, con los tanques llenos», señaló una fuente familiarizada con la situación a Interfax.

Aparentemente, el combustible se derramó tras el impacto en la pista y se incendió, cubriendo la parte posterior del fuselaje.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre