Felipe VI vuelve a Catalunya para presidir  la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces después de que, en el mes de febrero, estuviera en la inauguración del Mobile World Congress en la que fue su primera visita tras la celebración del referéndum del 1-O. Los Comités de defensa de la República (CDR) han aprovechado la ocasión para convocar una concentración de protesta por la asistencia del Rey al acto.

En la ceremonia, el monarca ha estado  arropado por toda la cúpula judicial en un momento tenso entre la judicatura y los partidos independentistas tras el procesamiento de los líderes del ‘procés’. Además, el acto contó con la presencia del magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, instructor de la causa del procés en el Alto Tribunal.

El Rey, en su discurso, ha recordado que España  «es un país moderno que se encuentra en continua evolución económica, social, cultural y técnica» por lo que se «impone cambios legislativos para ajustar la realidad a los progresos y transformaciones sociales» y pide a los nuevos jueces que actualicen sus «conocimientos jurídicos» durante toda su carrera. También  reconoció las dificultades para ejercer la profesión: «la tarea de juzgar exige una gran preparación técnica y requiere, también, rectitud imparcialidad y un sólido sentido de la Justicia».

En el acto también han intervenido el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes; y la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, y a la ceremonia asistió también el fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar.

A diferencia de otros años, no hubo representantes políticos catalanes en atención al deseo de la cúpula judicial que quiso  poner de relieve la independencia e imparcialidad de los tribunales respecto al poder ejecutivo y legislativo. En el Auditori de Barcelona sólo está el titular de Justicia, Rafael Catalá, en su condición de ‘ministro de jornada”

Agentes de los Mossos d’Esquadra blindaron los accesos a L’Auditori de Barcelona ante las protestas convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) por la asistencia del Rey Felipe VI al acto. Los CDR habían hecho un llamamiento para  concentrarse a partir de las 11 horas en el Pont de la Marina, cercano a la sala en la que se celebró el evento y que ha sido rodeado de vallas y agentes de la policía catalana.

Bajo el lema «Echemos a la (in)justicia española», los CDR quisieron mostrar su rechazo al Rey y al sistema judicial español por los procesos contra políticos soberanistas.

65 jueces forman la promoción número 67 de la Escuela Judicial. Andalucía es la Comunidad Autónoma que más jueces aporta (13), seguida por Castilla y León (11) y Cataluña, Galicia y Madrid (6 cada una). La media de edad al ingresar en la Escuela Judicial en 2016 era de 28 años, aunque los cuatro alumnos más jóvenes tenían entonces 24 y los tres más veteranos pasaban de los 40, informa el CGPJ. Además, detallan que el 95,4 por ciento de los nuevos jueces contó con el apoyo económico de sus padres durante la preparación de la oposición, y solo el 4,6 por ciento disfrutó de una beca.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre