La Comunidad de Madrid ha establecido unos servicios mínimos de hasta el 70 % en el servicio de trenes con motivo de la huelga de Metro convocada por el Sindicato del Colectivo de Maquinistas de Metro y Comisiones Obreras para el próximo lunes, día 4. También se han convocado paros parciales para los días 8 y 15 de junio.

El primer paro de este lunes será desde las 6:05 hasta las 10:15 horas

Como en otras ocasiones, el primer paro de este lunes será desde las 6:05 hasta las 10:15 horas, coincidiendo con la hora punta de la mañana, por lo que se han establecido unos servicios mínimos del 70 %. Ese mismo día, el paro se repetirá desde las 13:20 hasta las 21:30 horas, franja en la que la Comunidad ha fijado unos servicios mínimos del 56 %.

El próximo viernes, día 8, los servicios mínimos serán de un 69 % en la franja horaria de la mañana, de 6:05 hasta las 10:15 horas, y del 55 % durante el segundo paro del día, que tendrá lugar entre las 13:20 y las 21:30 horas.

El 15 de junio, por su parte, la Comunidad de Madrid ha establecido unos servicios mínimos del 55 % durante el paro, que tendrán lugar entre las 11:30 y las 14:30 horas.

El objetivo de la Comunidad de Madrid al disponer estos servicios mínimos es garantizar la necesaria movilidad de los madrileños y la prestación de un servicio esencial para los ciudadanos.

La compañía informará durante estas fechas, a través de todos los canales disponibles de atención al cliente (megafonía, teleindicadores, centro de atención al cliente, cartelería en estaciones, canales digitales, etc), de los horarios de los paros y de los servicios de los que podrán disponer los usuarios de la red de Metro.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorDe ministrables sólo sabe Pedro Sánchez
Artículo siguienteMoción de censura
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre