La nueva documentación presentada ante los tribunales federales de los Estados Unidos constituye una prueba más de que la victoria de Donald Trump en las elecciones de 2016 fue provocada por una estrategia de ataques cibernéticos de hackers rusos. Estos piratas, según los documentos, violaron las cuentas de correo electrónico del Partido Demócrata antes de los comicios.

Esta documentación incluye, entre otras cosas, un peritaje forense realizado por un antiguo agente del departamento de delitos cibernéticos del FBI, donde se concluye que los agentes rusos utilizaron para piratear a los líderes demócratas una empresa de servidores web de la que es propietario un empresario ruso.

Aleksei  Gubarev ha negado tener ningún tipo de relación con el hackeo. Sin embargo, esta declaración queda en duda por la insistencia de sus abogados de que el informe permaneciera oculto.

Este informe se realizó como una parte de la demanda interpuesta en Florida por Gubarev contra el medio BuzzFeed por difamación al publicar un expediente firmado por el ex espía británico Christopher Steele, un análisis que señalaba que los piratas rusos utilizaron los servidores de dos compañías del empresario ruso: XBT Holding y Webzilla.

Sin embargo, el documento de Steele indicaba que el papel de Gubarev fue «significativo» en la operación, todo ello «bajo coacción» del FSB, el Servicio Federal de Seguridad de la Federación Rusa, un hecho que niega el empresario.

El expediente de Steele también incluía información sobre el hecho de que la campaña de Donald Trump estuvo involucrada en una estrategia junto al gobierno ruso porque el Kremlin disponía de información muy dañina y comprometida para el actual presidente de los Estados Unidos.

Sin embargo, el nuevo informe forense presentado ante la Justicia fue realizado por Anthony Ferrante, ex director de personal del departamento de ciberseguridad del FBI y ex funcionario cibernético de la Casa Blanca. En el documento se indica que «los grupos rusos de espionaje cibernético usaron la infraestructura de XBT como respaldo de sus ataques de phising contra los líderes del Partido Demócrata».

Esta estrategia tuvo como resultado el robo de correos electrónicos de John Podesta, director de campaña de Hillary Clinton. Además, el informe de Ferrante indica que hay evidencias técnicas de que los hackers rusos utilizaron una dirección de internet propiedad de XBT.

Según el análisis forense, el pirateo se produjo cuando Podesta o algún asistente clicaron en un link malicioso, un enlace que se creó en un servidor propiedad de la sociedad Root SA, cuya matriz es XBT. La evidencia técnica es que dicho link se creó con la intención de robar las claves de seguridad del correo electrónico de Podesta. Esto era una parte de la estrategia contra el Partido Demócrata.

Por su parte, los abogados de Gubarev indican que ambos informes son absurdos ya que «tratar de culpar a XBT por esto es como culpar a Verizon por todo lo malo que ocurre en internet porque son los dueños de los cables de fibra».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 3 =