(Sintonía Hard to Handle, versión Grateful Dead, cruzada con aplausos y chiflidos) ¡Buenas noches, queridos y queridas! (Más aplausos) Soy Arthur P. y como cada sábado noche les doy la bienvenida a nuestro show: (todos juntos)¡No-será-tan maloooo!

(Calma ahora). Hoy contamos con la inestimable presencia de un tal Fulanito, ciudadano de categoría indescifrable que ha tenido el gusto y la amabilidad de ofrecer su testimonio gratuitamente, para satisfacción y mofa de la audiencia. ¿Cómo estás, Fulanito? (Aplausos). “Bien, Arthur. Gracias por ofrecerme esta oportunidad. Primero de todo quería felicitaros por vuestro programa, por vuestra inmensa, impagable labor pacificadora y tranquilizadora de la masa burra”. Bueno, Fulanito. Vayamos con tu ejemplo. Creo que eres uno de esos cuatrocientos mil contagiados de fin de semana. ¿Me equivoco? “Así es, Arthur. Y quiero resaltar el hecho de que no salí de casa, ni hice el amor con mi aislada esposa, ni besé a mis puñeteros niños ni retiré la vista, ni un solo minuto, del Sacrosanto Canal de Información Estatal”. Caray, Fulanito, eres más papista que el Santo Padre; has obedecido al pie de la letra, macho, como la Benemérita Diosa Ciencia y el Santo Decreto Policial dictaminan. ¿Cómo te explicas, entonces, tu contagio? “Ya te digo”. Háblanos de los efectos. ¿Te duele el alma? ¿Dermatitis seborreica, herpes simplex, alergia a los ácaros, colon irritable, colesterol alto, uñas largas? “Nada que no tuviera antes de dar positivo”. Hace poco te echaron seis meses de vida, ¿correcto? “Eso es, Arthur”. ¿Cómo piensas aprovechar el tiempo? “Bueno, querido. Cumpliré a rajatabla con las instrucciones de mi cartilla de Responsabilidad Individual, qué duda cabe. Y luego, a morir decentemente”. ¿Estarás de acuerdo entonces en que el virus, después de todo, no será el que te mate, ja ja ja, verdad, ja, Fulanito? “Suscribo eso al cien, Arthur, con todo lo que tengo encima”. Gracias de nuevo, imbéc… Fulanito. Y recordad, amigas: si Johnson y Trump y Ronaldo lo pasaron (todos a coro): ¡No-será-tan malooooo!”. ¡Hasta la semana que viene! (Sintonía. Publicidad).

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre