En el pueblo donde viven mis primos, reside un hombre, Pepe, con Ana, su mujer, y dos hijos. Ella le dice a menudo que discurra, que ordene sus ideas en la mente para llegar a una conclusión; que antes de decidir, razone un poco. Tiene enfrentamientos verbales con su vecino por cuestión de lindes de sus tierras.

Los vecinos creen que no analiza bien, que las lindes están muy claras en las escrituras. Ella le pide a menudo que reflexione, que ordene en su cabeza los problemas que le plantan los vecinos, pero él no razona lo que le exponen. Con el problema de las líneas de separación de las fincas, no se aviene a exponer razones o documentos; tampoco lo hace sobre alegatos en su contra. No se puede razonar con un burro.

Hace un par de meses le tocó una millonada en la lotería. Se lo contó a Andrés, dueño del único bar que hay en el pueblo, quien le preguntó:

“¿Qué vas a hacer con tanto dinero?” a lo que contestó:

“Primero voy a dar una fiesta para todo el pueblo”.

“Pues te vas a gastar un pastón, Pepe. Te sugiero que vayas al director del banco S en la capital, lo depositas y le pides que te lo ponga a engordar en un fondo de crecimiento de manera que tu capital crezca, puedas vivir mejor que ahora, que en el futuro puedas enviar a tus hijos a la universidad y, si fallecieses, tu viuda y tus hijos sigan siendo ricos”.

“Yo no creo en los bancos”, dijo Pepe. “Si voy le diré que me dé cien mil euros para la fiesta y que me envíe cinco mil euros mensualmente”.

“Pepe, las cosas no se hacen así. Debes discurrir, piensa en lo que te he dicho, ordena tus ideas, razona y verás cómo vivirás bien, y le podrás dejar un buen capital a tu mujer e hijos.

“No tengo que hacer lo que me dices. El dinero lo dejaré en casa y lo iré gastando a mi gusto. No entiendo de bancos.”

Pepe renunció a seguir consejos; tampoco hizo caso a otros amigos que le recomendaban lo mismo que Andrés. Fue a ver al cura, quien le dijo: “Pepe eres un burro: no razonas”

No se puede razonar con burros.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre