No habrá justicia para los cuatro alumnos de un profesor de boxeo que sufrieron abuso sexual por haber prescrito la pena, según informa la propia Audiencia de las Palmas.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha absuelto a un profesor de boxeo de los delitos de abuso sexual que le imputaba el Ministerio Fiscal sobre cuatro alumnos de su gimnasio, por los que solicitaba penas que sumaban casi 35 años de prisión. La Sala entiende que está probado que los abusos se cometieron, pero los declara prescritos.

El fallo, susceptible de recurso ante el Tribunal Supremo, declara probado que entre 1999 y 2004 el boxeador, dueño de “un conocido gimnasio de la localidad de Telde”, mantuvo contactos sexuales con cuatro de sus alumnos, a los que llevaba a su casa, y los califica como constitutivos de tres delitos de abuso sexual y un delito de agresión sexual con penetración.

No obstante, el Tribunal entiende que cuando los hechos fueron denunciados, en el año 2013, los plazos de prescripción ya habían corrido, al tratarse de delitos que prescriben a los cinco años (los de abuso) y a los 10 años (el de agresión).

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre