La niñez es el despertar de la existencia humana, para algunos es una fase encantadora, para otros puede ser lo más sombrío de su existir. Para quienes han tenido y tienen el honor que su llegada a este mundo sea de júbilo para sus padres, familiares y amistades deben sentirse cordialmente dichosos, porqué millones de personas hemos sido recibido con llanto, dolor, miedo y excedente grado de preocupación por ejemplo, una mujer joven, menos de 20 años, si por algún apasionado accidente salió inesperadamente embarazada y financieramente no es autónoma, cuándo decide contarle a su novio que está encinta, recibirá 4 respuestas:

1. Probablemente se alegrará y él se hará responsable de ella y de su hijo.

 2. Quizás se marche de su vida y le reclamará por qué no se cuidó.

3. Podría sugerirle que por el bien de ambos lo ideal es que debe abortar.

4. Le pondrá lluvias de pretextos diciéndole que ese hijo no es de él y que lo mejor es terminar la relación.

En últimos instantes la que decidirá si ese ángel llega al mundo terrenal será ella y que vergonzoso que esta mujer tome la peor decisión. En la actualidad podemos observar con signo de elevada ansiedad la enorme cantidad de niños que están creciendo sin el indispensable afecto paterno. ¿Por qué permitimos que estos niños inocentes sean los que paguen las torpes decisiones de los mayores? La responsabilidad no debe recaer sólo en el hombre, así como ambos decidieron darse placer en un acto de complicidad también deberían cumplir sus obligaciones. Alguien dijo “tú no elegiste a tus padres”. Es verdad nosotros no elegimos a nuestros padres, como hombre sí elijo a la madre de mis hijos y tú como mujer puedes elegir al padre de tus hijos.

Contemporáneamente lo que sucede es que la mayoría de hombres y mujeres son alérgicos a la responsabilidad con sus propios hijos, si trajiste un hijo a este mundo, tu obligación es estar presente constantemente sin importar la circunstancia del ahora. Mujeres procuren que el padre de sus descendientes sea un hombre que manifieste honestidad en todo, no se dejen conducir por dinero, o palabras preciosas porque podrían ser víctima de trampa lamentable. Hombres, si tienen un hijo y se han separado de su madre no lo dejen en el olvido, aprende a tener equilibrio de sus sentimientos y emociones para que la diferencia de ustedes no afecte la vida de ese inocente pequeño. No abandonemos a los niños ellos merecen nuestro amor y todo lo primordial para que puedan crecer en un mundo donde sus derechos sean respetados, en una sociedad donde todos tengan iguales oportunidades.

Si no estás preparado  para la llegada de un bebé no andes actuando con hipocresía, con la vida de un ser humano no se juega, en especial con la de un niño. Existen muchos casos dónde los niños son utilizado para generar ingresos económicos, ante la presencia de la naturaleza esas decisiones son incorrectas, a través de estás líneas hago un llamado a todos los padres y madres irresponsables a no despreciar a sus niños. Hoy ellos los necesitan, pero mañana ustedes necesitarán de ellos; si hoy los ignoran mañana no se lamenten cuando ellos los ignoren. La vida es de tres etapas: niñez, juventud y vejez, la primera y la última son las fases sumamente difíciles de la vida porque dependemos de otros. Si hoy te crees inmortal, prepárate porque mañana todas tus fuerzas desaparecerán y si no has sabido ganarte el cariño de tus hijos, estás en riesgo de vivir una vejez en la cárcel de la soledad y el pleno abandono.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorErrores
Artículo siguienteConsumo desaconseja las mascarillas tipo FFP2 que regala Ayuso a los madrileños para la población en general
Reconocido internacionalmente como El chico poeta, Rancho Grande, Matagalpa, Nicaragua, (N. 26 de Junio de1990). Reside en Costa Rica. Es escritor, articulista, biógrafo, gestor cultural y poeta, escribe sobre diversos temas con mayor énfasis en lo cultural y literario; cultiva distintos géneros literarios: poesía, crónicas, artículos de opiniones, prólogos, reseñas y entrevistas. En múltiples ocasiones ha sido colaborador de innumerables revistas y periódicos digitales e impresos de España, EE.UU, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay y Chile. Sus poemas han sido leído en distintas radios online, también han sido incluido en varias antologías poéticas impresas en conjunto con poetas internacionales.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre