Nissan ha comunicado ya a su dirección y al ministerio de Industria el cierre de su planta de montaje en Barcelona. Esta decisión supondrá el despido de 3.000 trabajadores directos y 22.000 indirectos quedarán en el aire.

Mañana, jueves, a las 8.30 ha sido convocada una videoconferencia con los trabajadores y sindicatos para presentar un plan de reestructuración, haciendo oficial protocolariamente la decisión.

Este recorte de producción puede superar el 20% del total de fabricación.

Se mantiene la factoría de Ávila y la de Cantabria.

Según ha señalado la SER, fuentes negociadoras del plan de reestructuración habrían trasladado ya la decisión al ministerio de Industria, sin embargo Industria afirma no haber recibido información al respecto y que esperan el comunicado oficial que se emitirá dentro de unas horas.

Acuerdo cooperativo entre empresas que se reparten el mapa

El anuncio de la salida se produce un día después de que la Alizana Renault-Nissan-Mitsubishi anunciase un nuevo modelo cooperativo de negocio. Según este acuerdo, cada marca se encargará de liderar la producción de vehículos en territorios concretos del mapa. Se lo han “repartido” y a Nissan no le tocaba en Europa.

Precisamente, con el cierre de la fábrica de Barcelona, deja de estar presente en el continente, ya que las fábricas de Ávila y Cantabria producen piezas.

Bajo el esquema de reparto, Nissán será referente en China, Norteamérica y Japón. Europa le toca a Renault junto a Rusia, Suramérica y África del norte. Mitsubishi liderará la Asociación de Naciones del Sureste Asiático y Oceanía.

Despidos estando en ERTE: ¿devolverá Nissan las exenciones de la Seguridad Social?

Los despidos que va a llevar a cabo Nissan en Barcelona suponen una situación adicionalmente delicada: se han producido durante el estado de alarma, en el cual, si alguna empresa despedía a sus trabajadores estando en ERTE, debería devolver las exenciones recibidas por la Seguridad Social.

Entre los despidos y la posible devolución fiscal, esta decisión puede costarle a la empresa 1.000 millones de euros.

El Gobierno llegó incluso a indicar que “una nueva línea de producto para Nissan en Barcelona supondría una inversión de unos 300 millones de euros para la empresa y daría visibilidad durante diez años a la fábrica”. Según señala El Economista. La ministra de Industria incluso llegó a decir que “estamos trabajando en reforzar ese plan de inversiones para que el futuro de las plantas de Nissan en España esté garantizado y creemos que definitivamente podemos dar una tranquilidad a los trabajadores”.

Inesperada decisión para el Gobierno de Sánchez

Esta noticia no estaba prevista para el Gobierno. Al menos, a tenor de lo comentado por el propio presidente el 22 de enero, no podía preverse este desenlace.

Alcoa llevará a cabo 500 despidos

La planta de Alcoa en Lugo prepara también para mañana una reunión en la que informarán a su comité de empresa para anunciar 500 despidos inmediatos, una situación que empuja a la fábrica a plantearse su cierre.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Si los gobiernos españoles tuvieran valor, los coches Nissan fabricados fuera de la UE, como estará Reino Unido al final de año pagarian aranceles. Y que le den a los de Nissan. Un poco de proteccionismo no estaría mal, no puede ser que las compañias vengan reciban subvenciones (los gobiernos se pone de decubito supino) y cuando se acaban se van.

  2. Pero si Pedro Sánchez dijo que el empleo estaba garantizado! No será otra mentira más en la larga lista de mentiras de un sociopata que miente a diestro y siniestro?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre