En medio de la pandemia mundial, el imperialismo norteamericano quiere desatar un conflicto regional invadiendo Venezuela. Este plan asesino no tiene precedentes en la historia contemporánea. Donald Trump, cuando en su país se produce el foco internacional más importante del Coronavirus, intenta implementar un plan asesino de genocidio poblacional en Venezuela.

Buques destructores, barcos de combate, aviones y helicópteros fueron enviados a realizar tareas de “vigilancia” cerca de Venezuela, casi una semana después de que el Departamento de Justicia de EE.UU. acusara al presidente Nicolás Maduro y otros altos dirigentes chavistas de tráfico de drogas y otros delitos.

“Estados Unidos está lanzando una operación mejorada de lucha contra el narcotráfico en el hemisferio occidental para proteger a los estadounidenses del azote mortal de los narcóticos ilegales”, señaló el presidente de EE.UU., Donald Trump, desde la Casa Blanca.

Mientras tanto el presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció este viernes  el plan de Estados Unidos para desatar un conflicto que justifique una intervención militar en Venezuela con la ayuda de los vecinos Colombia y Brasil.”Desde la Casa Blanca se ha decidido un plan para traer la guerra a Venezuela (…) para escalar un conflicto de carácter violento y armado y justificar una invasión”, dijo Maduro durante un acto en el palacio presidencial de Miraflores. Según Maduro, “Donald Trump ha dado la orden” para “llenar de violencia a Venezuela” con el respaldo del líder opositor Juan Guaidó, a quien tilda de “títere”.”Se ha decidido un plan de guerra para Venezuela en la Casa Blanca, por eso es que Trump se lleva al títere vendepatria de Guaidó para allá y luego lo manda a que cumpla tareas de desestabilización”, dijo Maduro. Maduro llamó a la Fuerza Armada y al “pueblo” a estar “¡listos para el combate!”.El líder bolivariano se refirió además, a una campaña contra las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Venezuela y que fue lanzada por su vicepresidenta Delcy Rodríguez.”Vamos a abrazar esta campaña”, clamó Maduro, al tiempo que ordenó distribuir la información sobre las “sanciones criminales” en “todos los cuarteles” y escuelas.”Hasta el último soldado debe estudiar los folletos (…) y tener consciencia que estamos enfrentando la agresión más criminal, brutal y racista de la historia de Venezuela en 200 años de república”, expresó al hablarle a miembros de las Fuerzas Armadas Bolivarianas presentes en el acto.

No hay duda que cualquier acto de agresión militar contra Venezuela tendrá consecuencias negativas para todo el continente. Muchas son las voces de todo el mundo que se alzan contra este siniestro plan. Mientras tanto el virus de la locura de  Trump sigue avanzando.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre