Parecía que el campeonato 2019 sería un mano a mano entre Hamilton y Vettel, pero no. Al menos el resto de la parrilla, exteriores incluidos, no está por la labor.

La victoria de Bottas en Australia destapó la Caja de los Optimismos y en el Gran Circo los payasos, los jubilados y los viejos y nuevos grandes acróbatas han comenzado a darle a la mojada.

Nico Rosberg, que sigue odiando a Lewis Hamilton por aquella carrera monstruosa que le hizo pasar en Abu Dhabi -27 de noviembre de 2016- hasta el punto de que a continuación decidiera retirarse de la F1, se puso como unas castañuelas con la victoria de Bottas en Albert Park.

-Tú serás mi venganza, Valteri. Le harás morder el polvo, conseguirás que no gane su sexto título mundial.

Estaba casi tan contento como Bottas, Rosberg Segundo. Y es muy cierto que hubo un cambio de actitud muy claro en Bottas: cómo hablaba en su ingeniero, el descaro con el que dejó al pentacampeón atrás en la salida aumentando la ventaja sin parar, los tacos que escupía por la boca…, y muchos no pudimos evitar pensar que hasta esta temporada era un piloto al que se le obligaba a pasar hambre para dar el menor peso posible en el monoplaza.

Cualquiera que esté leyendo estas palabras sabe que es así: que si no comes lo suficiente, lo que te pide el cuerpo, está un poco más flojo inevitablemente. Lo contaba el gran Jack London magníficamente en Por Un Bistec, un cuento en el que un boxeador no logra la victoria en un combate porque no tiene dinero suficiente para comprarse un buen filete.

Este año a Bottas le van a dejar comer todos los filetes que le de la gana, y bien podría ser que Rosberg tenga razón y se coma a don Luisito H también.

Y otro que tiene hambre, hambre continua e insaciable de victoria es Fernando Alonso, que ya ha dejado bien claro lo que decíamos en LAS ALMAS Y LA F1 desde el primer momento: que volvería a la menor oportunidad.

No quiero quedarme desactualizado, pues mantengo la esperanza de que en el Gran Circo vuelva a ver un sitio a mi medida desde el que pueda ganar”.

De momento parece seguro que ya estará en Bahréin para probar o testar el McLaren MCL34 después del Gran Premio, …. ay los pobres antialonsistas, qué pena y que risa me dan.

 

Otro burbon por favor. Tigre tigre.

Malas noticias para los antialonsistas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − 6 =