jueves, 26mayo, 2022
29.9 C
Seville

«Ni Macron, ni Le Pen. Revolución»

La democracia liberal estaba basada en una serie de aspectos como la protección social de la ciudadanía y la garantía de una prosperidad para el pueblo. Eso se ha roto porque el establishment dio un giro en 2008 y se incrementó la desigualdad en la misma medida que aumentan la riqueza de los poderosos

José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El Repaso del 26 de mayo, jueves: Foro de Davos, precio del gas, matanza en Texas y cinismo de Biden

En El Repaso analizamos las principales noticias de actualidad. Puedes escucharlo en formato podcast Puedes verlo en vídeo a continuación (aceptando las cookies) Y puedes recuperar...

Un análisis imprescindible de Rafael Poch sobre la guerra en Ucrania

Acceder a información completa sobre la guerra en Ucrania no es tarea sencilla. Por un lado, la censura impuesta sobre los medios rusos por...

La III Guerra Mundial probablemente comenzará en Moldavia

De la misma forma que la Segunda Guerra Mundial comenzó de la forma más nimia y un motivo casi meramente superficial utilizado por los...
- Publicidad -
- Publicidad-

Tras conocerse los resultados de las Elecciones Presidenciales en Francia se produjeron diferentes manifestaciones ciudadanas en las que se mostró con claridad cómo el pueblo se ha alejado de la política y ha plasmado la desconfianza absoluta del régimen democrático liberal por el fracaso de éste a la hora de resolver los problemas reales de la ciudadanía.

Una de estas manifestaciones estaba encabezada por una pancarta muy elocuente: «Ni Macron, ni Le Pen. Revolución«. Esta es la gran paradoja que las democracias liberales no están sabiendo afrontar porque se han rendido sin condiciones a las élites que se están beneficiando de la caída de los valores democráticos.

Las elecciones francesas, tal y como hemos analizado en Diario16, han demostrado que el sistema democrático liberal, que tan buenos resultados tuvo tras la II Guerra Mundial, es un modelo muerto porque no ha sabido leer las transformaciones sociales y económicas que están enriqueciendo a las clases privilegiadas y, al mismo tiempo, empobrecen a las clases medias y trabajadoras.

La democracia liberal estaba basada en una serie de aspectos como la protección social de la ciudadanía y la garantía de una prosperidad para el pueblo. Eso se ha roto porque el establishment dio un giro en 2008 y se incrementó la desigualdad en la misma medida que aumentan la riqueza de los poderosos.

En prácticamente todas las constituciones de estas democracias liberales uno de los principales puntos está en la afirmación de que la soberanía nacional recae en el pueblo. Sin embargo, en los últimos 15 años se ha demostrado que esa soberanía, en realidad, está controlada por los bancos y las grandes corporaciones porque condicionan cualquier acción de gobierno que quiera encaminarse hacia la garantía del progreso y de la prosperidad de la ciudadanía. En la sociedad actual, esos puntos fuertes de las democracias liberales sólo se permiten si no afectan a los beneficios de esos bancos, esas grandes corporaciones y sus principales accionistas.

Por eso, la pancarta de la manifestación es certera. No se trata de Emmanuel Macron o de Marine Le Pen, lo que necesita la ciudadanía es que haya un mandatario que decida hacer una revolución que termine con la desigualdad. No se trata de nacionalizar esas grandes corporaciones o los bancos, no se trata de expropiar la riqueza de los ricos. La revolución pasa porque todos cumplan las reglas y no tengan privilegios. Por ejemplo, no es nada democrático que los ricos y las grandes empresas paguen porcentualmente menos impuestos que los trabajadoras con salarios bajos.

El problema está en que esas grandes corporaciones han encontrado el sistema para saltarse todas las reglas democráticas: el chantaje. Si un país decide aplicar la justicia fiscal y social, esas corporaciones amenazan con llevarse la producción de ese país a otro. Ante tal coacción, los gobiernos democráticos agachan las orejas y tragan, mientras que los beneficios crecen a costa de la explotación laboral.

Esa es la revolución que toca ahora. Hacer frente a los privilegios que socialistas, socialdemócratas, conservadores y liberales han otorgado a bancos y grandes empresas durante décadas. ¿La amenaza real de la extrema derecha vista en Francia servirá para un cambio de paradigma o para que desde el poder político democrático se inicie la revolución frente a las élites? Como diría un castizo, «no hay h…».

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

  1. «Por ejemplo, no es nada democrático que los ricos y las grandes empresas paguen porcentualmente menos impuestos que los trabajadoras con salarios bajos».

    NI LOS POLÍTICOS!!!!!!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El movimiento feminista sale a la calle el 28 de mayo para reclamar una ley abolicionista de la prostitución

El próximo 28 de mayo a las 12:30 las mujeres feministas saldrán a la calle para reclamar una ley abolicionista de la prostitución. En...

Las empresas de seguridad no pueden reclamar a sus trabajadores una declaración de antecedentes penales

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha declarado que es contrario a derecho que las empresas seguridad privada requieran a los trabajadores...

La política de altos vuelos de Luis Abinader

La imagen de República Dominicana en el mundo, vía el trabajo y el cumplimiento programático de su primer mandatario, el presidente Abinader, está haciendo...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

El próximo 22 de mayo, las corporaciones tecnológicas y farmacéuticas, a través de la OMS, pretenden poder anular las soberanías nacionales

El pasado lunes día 9 de mayo (Día de Unión Europea y Día de la Victoria para Rusia) tuve el honor, como Presidente de...

Rusell Blaylock, neurocirujano sobre la pandemia de COVID-19 «¿Cuál es la verdad?»

En la revista internacional de neurología quirúrgica, SNI por sus siglas en inglés, se ha publicado recientemente un editorial firmado por Rusell Blaylock, neurocirujano...

BionTech reconoce ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU no poder demostrar suficiente eficacia y seguridad de la vacuna de Pfizer y...

El informe anual que la compañía BionTech ha presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, fechado en el pasado 30...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...

El movimiento feminista sale a la calle el 28 de mayo para reclamar una ley abolicionista de la prostitución

El próximo 28 de mayo a las 12:30 las mujeres feministas saldrán a la calle para reclamar una ley abolicionista de la prostitución. En...

Las empresas de seguridad no pueden reclamar a sus trabajadores una declaración de antecedentes penales

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha declarado que es contrario a derecho que las empresas seguridad privada requieran a los trabajadores...

La política de altos vuelos de Luis Abinader

La imagen de República Dominicana en el mundo, vía el trabajo y el cumplimiento programático de su primer mandatario, el presidente Abinader, está haciendo...