Los Centros Especiales de Empleo (CEE) son una figura creada por la Ley 13/1982 de 7 de abril, Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), actualizada mediante la Ley General de la Discapacidad (LGD), aprobada mediante Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre. Cuya principal finalidad es la de proporcionar a las Personas Con Discapacidad (PCD) un trabajo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales, sirviendo como puente para la integración de las PCD en el mercado laboral ordinario.

Pero actualmente, los CEE, además de no cumplir dicha finalidad, se han convertido en un negocio muy rentable para unos pocos, lucrándose con el trabajo de las PCD y funcionando como empresas productivas sin cumplir las normas establecidas para estos Centros de Trabajo, entre otras, no favorecer la jornada laboral establecida legalmente para las PCD, en el mercado ordinario, la jornada laboral semanal consiste en 40 horas, estando establecida en 38 horas 30 minutos para las PCD, además, algunos de los contratos de estos CEE son fraudulentos a la Seguridad Social.

Además, los CEE reciben ayudas y beneficios fiscales para la creación y mantenimiento del empleo, como:

  • 12.020,24 € por puesto de trabajo estable, si el CEE supera el 90% de PCD de la plantilla, o 9.015,18 € si el porcentaje de PCD contratado está comprendido entre el 70% y el 90% de la plantilla.
  • Subvención para la asistencia técnica (estudios de viabilidad, auditorias…).
  • Subvención parcial de intereses de préstamos de hasta 3 puntos de interés.
  • Subvención para inversión fija en proyectos de reconocido interés social.
  • Apoyo al mantenimiento de puestos de trabajo en CEE según Orden Ministerial de 16 de octubre de 1998.
  • Bonificación del 100% de la cuota empresarial de la Seguridad Social.
  • El 50% del SMI.
  • Subvención para la adaptación de los puestos de trabajo y eliminación de barreras arquitectónicas no superando los 1.803,04 €.
  • Subvención, que sólo se puede pedir una sola vez, para equilibrar y sanear financieramente los CEE.
  • Subvención para equilibrar el presupuesto de los CEE si ánimo de lucro (CEEIS).

Las condiciones de trabajo que ofrecen la mayoría de los CEE (90%-95%), no todos de ellos, pero sí, por desgracia la gran mayoría, consiste en: precariedad e inseguridad laboral, realización de trabajos peligrosos y/o repetitivos, con una mano de obra barata por tener baja formación, la obligación de los CEE es formar a los trabajadores y no lo hacen, contratan pidiendo que el candidato tenga experiencia previa en el puesto de trabajo, lo cual es una incongruencia y no coincide con la finalidad que dicen y venden estos centros. Las PCD que contratan los CEE aceptan que se les manipule con facilidad, con el fin de evitar represalias y por miedo al despido, tienen que soportar vejaciones varias, insultos, acoso laboral… y, aún así, están deseosos de demostrar su valía.

Para que esta situación cambie y exista esa inclusión que tantos y tantos hablan para llevarse una “palmadita en la espalda” o por quedar bien ante la sociedad, es necesario:

  • Modificar la ley 9/2017 de 8 de noviembre eliminando la reserva a contratos dirigidos a los CEE exigiendo la contratación real del 10% de las PCD.
  • Modificar el Real Decreto 2273/1985 de 4 de diciembre, que aprueba el Reglamento de los CEE pues tiene más de 35 años y o se cumple la finalidad para la que fueron creados los CEE.
  • Eliminación del Real Decreto 364/2005 que regula la cuota de reserva en favor de las PCD modificar el 2% por un 10% como mínimo.
  • Modificar el Real Decreto Legislativo 1/2013 de 29 de noviembre que aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad (LGD).  Y el art. 42.1.- Reserva de Puestos para PCD, recoger reserva de puestos de PCD en las ONG´S
  • Modificar la Ley 38/2003 de 17 de noviembre sobre Subvenciones a la Discapacidad locales, autonómicas y estatales y las bases reguladoras:
  • Que el personal objeto de la subvención debe ser ocupado por al menos el 50% de PCD.
  • Que en el baremo de puntuación para ser adjudicatario de la subvención se bareme el número de PCD contratadas en la entidad.
  • Prohibir a las ONG’s que sean beneficiarias de alguna subvención, subcontraten los servicios a través de sus CEE, pues estamos ante operaciones vinculadas entre empresas del mismo grupo
  • Realización de auditorías externas para las subvenciones.

Actualmente existen dos tipos de CEE, los llamados de iniciativa social y los mercantiles, los primeros pertenecen a ONG´S del sector discapacidad, y, el propio convenio colectivo recoge una discriminación con respecto a los trabajadores que trabajan en dichos centros, pues dependiendo si el CEE es de iniciativa social o no, el trabajador recibirá una retribución diferente realizando el mismo trabajo, es decir, si se trabaja en un CEE de iniciativa social el sueldo es menor.

A través de los CEE se da la contratación indirecta, es decir, los CEE firman contratos con empresas mercantiles para “colaborar en la inclusión de las PCD en el mercado”, pero la contratación es por el CEE, con lo cual no se está dando la contratación en el mercado ordinario, fomentando así la segregación y no la inclusión, el trabajador recibe una remuneración menor que la que reciben los trabajadores de la empresa en la que está prestando sus servicios. En definitiva, los CEE actúan como empresas finalistas de prestación de servicios en lugar de actuar como puente al mercado ordinario.

Con respecto a las ONG´S del sector discapacidad, brilla la ausencia de trabajadores con discapacidad, pues las mismas contribuyen a que las PCD sean contratadas a través de sus CEE. Pues a las ONG´S del sector se les exige igual que a la empresa ordinaria una reserva del 2%, cuando realmente se les debe exigir que su plantilla este ocupada por el mayor número de trabajadores con discapacidad.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Buenas
    Se debería aclarar que en algunas comunidades la mayoria de las ayudas son en exclusiva para los CEE de iniciativa social.
    Que sus matrices se lucran indirectamente de todas las ayudas abusando del sistema.
    y que a ellos más que a nadie se le presume una finalidad no lucrativa, que en mucho casos brilla por su ausencia, con pagos a sus cargoa a traves de sus CEE…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre