Prima facie, tras las elecciones yo no clamaría tan orgulloso por la Historia del PSOE y su recuperación. Recordemos que ningún dirigente “histórico” ha apoyado abiertamente a Pedro Sánchez, quien es el máximo mandatario del partido contra el aparato, contra su historia ésa tan grande, contra los grupos mediáticos que todos pensamos, o aquí en Andalucía contra casi todo el partido susanista, y que sus resultados en elecciones anteriores tampoco fueron para marcar época. No deberían equivocarse los socialistas, hay dos PSOE y se ha otorgado la confianza a uno de ellos. El empresariado circunspecto y el periodismo cabal piden a boca llena la fusión estabilizante con Ciudadanos, pero eso es como dar carta blanca al PSOE recidivo, ése que ha colapsado en toda España y por último en Andalucía (el que apoyó a su oponente oficialista) y que se resiste a morir porque se queda sin trabajo (nada más), y éste no es el que ha ganado las elecciones ¿no?

Pactar con el moderno Aznar, también llamado Rivera, sería echar a perder el esfuerzo de renovación de un partido que llegó a ser lamentablemente sólo la correa de transmisión de un puñado de intereses patronales, financieros y personales, los partidos tras la Caída del Muro de Berlín devinieron en grandes empresas; hoy deben representar renovación o sumisión, o tienen ideas o dan igual: son todos lo mismo. Hacer política hoy es riesgo, es construir pensamiento y defenderlo, es situarse fuera de la barrera y diseñar el espectáculo, porque en el coso todo está dirimido y siempre ganan los mismos. Este PSOE moderado de Pedro Sánchez, construido en unas primarias con utilitario propio recorriendo el pellejo hispano, no puede claudicar a la golosina de la tranquilidad del marianismo-zen: pensar nada, hacer nada.

Y además, recuerde ese alma que se está durmiendo, que debe millones de votos a la elección de un mal menor y no al apoyo a un programa. Sánchez tiene derecho a hacer su política, tiene los votos, pero debe atender a lo que todo el análisis político coincide en diagnosticar: que ese voto es la cesión de poder de una votante asustada que ha optado por una solución práctica frente a la posibilidad de una quiebra estructural. Se equivocaría si no mirara hacia su izquierda, Ciudadanos ha ocupado ya el lugar de un PP destruido por la corrupción, es la legítima oposición y hará bien en ejercer como tal (le recomendaría a Arrimadas, ella sí podría llegar a ser Presidenta, alejarse la intransigencia, no le conviene, la testosterona puede resultarnos útil en algún momento pero después repele y cansa).

La calculada ambigüedad, la propuesta de gobernar en solitario y guardar la ropa, es un buen disimulo pero le pasará factura, y tendrá que convocar elecciones más pronto que tarde, porque Podemos (la víctima propiciatoria en estas elecciones) se lo juega todo fuera del poder y no se lo va a poner fácil, aunque nadie lo pueda decir saben que han cedido probablemente dos millones de votos entre traspasos y dudosos. Rivera estará dispuesto a hacer un sacrificio por España, pinzarse la nariz y ser Vicepresidente para anular definitivamente al agonizante PP, pero fuera del Gobierno se ve obligado a seguir siendo el Napoleón de Cataluña, prometiendo libertad a través del imperio.

Sánchez debe dejarse de pamplinas, procurarse una establidad progresista y negociar pero con la garantía de tener 165 escaños y la colaboración de fuerzas dispuestas a gobernar, como ya ha ocurrido hasta con Gobiernos conservadores. A ver si así, con inteligencia y hechos, se difumina el verdadero peligro español…

Porque yo no termino de sumarme al entusiasmo triunfal de estas elecciones; un partido contrario a los valores de la convivencia, que llama “progresistas” como insulto a quienes conciben la tolerancia y el relativismo como garantía de la pluralidad y el respeto a la posición individual que son garantía de los derechos y la dignidad propios de una democracia, todo ello en nombre de sus creencias que, al parecer, si no compartes te convierten en “fuera del sistema”, un partido reaccionario en el sentido más brutal del término consigue sacar dos docenas de diputados (y las subvenciones asociadas) y moviéndose en muchas ciudades y poblaciones en porcentajes de votos que sólo la cocina electoral (legal) ha podido frenar, pero que numéricamente desborda toda paz, un partido fascista (que invierte el significado de los conceptos usando la demagogia más ramplona) ya ha conseguido penetrarnos en el Congreso… y ése es el verdadero peligro para el Estado español, ahí debemos conseguir redirigir la política democrática y la actuación de todos los partidos, si no, al final, nos darán…

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorHamilton y Bottas en un combate de boxeo
Artículo siguienteConmoción en el deporte español con el infarto de Iker Casillas
Huelva, 1969. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad de Valladolid (tesis: Obra y edición en Juan Ramón Jiménez. El «poema vivo»; Premio Extraordinario de Doctorado). He sido gestor cultural, lógicamente frustrado, y soy profesor funcionario de Enseñanza Secundaria, de Filosofía, hasta donde lo permitan los gobiernos actuales. Otras experiencias profesionales: -Director del Festival Internacional de Música Clásica Ciudad de Ayamonte (2002 y 2003). -Director de la Oficina y Coordinador de los actos del Trienio Zenobia-JRJ 2006-2008 organizado por la Diputación Provincial de Huelva, las Consejerías de Cultura y Educación de la Junta de Andalucía, los Ministerios de Educación y Cultura del Gobierno de España y la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales de España, entre 2005 y 2008. -Asesor musical para la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía (2003-2013). -Consejo Asesor Literario de la Diputación Provincial de Huelva (2002-2013). Conferenciante recurrente en programas educativos del Centro Andaluz de las Letras de la Junta de Andalucía y del Ministerio de Educación y de Cultura del Gobierno de España. Como escritor he colaborado con la prensa escrita, antes en Cuadernos de la Campiña, Huelva Información y los diarios provinciales del Grupo Joly, y ahora en la web semanalmente con Diario16.com y mensualmente en la revista en papel Diario16, publicando varios cientos de artículos. He contribuido con textos críticos y de creación esporádicamente con una multitud de revistas literarias. Junto al Catedrático Francisco Javier Blasco Pascual, he codirigido Obras de JRJ, en 48 volúmenes (49 tomos) para la editorial Visor; he publicado varios ensayos en torno a su concepto de «obra»: -Copérnico y Juan Ramón Jiménez. Crisis de un paradigma (2008) -El materialismo de Juan Ramón Jiménez. (JRJ excavado: alma y belleza, 1900-1949) (2010) -Juan Ramón Jiménez en el Archivo Histórico Nacional: Vol 2. MONUMENTO DE AMOR, ORNATO y ELLOS (2011) -Poesía no escrita. Índices de Obras de JRJ (junto al profesor Javier Blasco, 2013) -Obra y edición en JRJ. El Poema Vivo (2017) Además he preparado la edición, selección y prólogo de la antología del poeta granadino Premio Nacional de las Letras Antonio Carvajal: -Alzar la vida en vuelo (2014 y 2019) Lejos de tener vocación de cuentista, sí me encuentro cómodo en la prosa corta, lo que me hace deambular entre el relato, el microrrelato, la estampa o el poema en prosa. Veo poco más que comercio en la literatura actual; suelo experimentar con la forma. Mis libros: -Las apoteosis (2000) -Libro de las taxidermias (2002) -Libro de los humores (2005) -Libro del ensoñamiento (2007) -Álbum blanco (2011) -Tenebrario (2013) -De la luz y tres prosas granadinas (2014). -Libro de las causas segundas o Las criaturas (2014, Epub) -Mar de historias. Libro decreciente (2016). -La Gloria del Mundo (2017) -Libro de los silencios (2018) [XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA 2019] -Pintar el aire (2018, en colaboración con el pintor Miguel Díaz) -Las criaturas (Reedición 2019) -El mar de octubre (2020) También he publicado cuentos en diversas revistas físicas y virtuales y he sido recogido en varias antologías, como Mundos mínimos. El microrrelato en la literatura española contemporánea (2007), editada por la profesora Teresa Gómez Trueba; Microrrelato en Andalucía (2007), edición del crítico Pedro M. Domene, Velas al viento. Los microrrelatos de La Nave de los Locos (2010) o Mar de pirañas. Nuevas voces del microrrelato español, ambas por Fernando Valls (2012), y en 70 menos uno. Antología emocional de poetas andaluces (2016), coordinada por Antonio Enrique, entre otras. El jurado del XXV PREMIO DE LA CRÍTICA ANDALUZA de 2019 me ha distinguido con su Premio para Libro de los silencios. En el blog literario de Fernando Valls se pueden encontrar textos míos. Mis artículos en las webs del Grupo Joly, de Diario16 y www.quenosenada.blogspot.com

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre