Antonío Guterres, secretario general de la ONU, foto UN

La Organización de las Naciones Unidas dedica el 19 de agosto al Día Mundial de la Asistencia Humanitaria desde 2003, cuando la sede de la ONU en Bagdad sufrió un atentado terrorista en el que murieron 22 personas.

Arriesgar la vida para ayudar a salvar y mejorar la del prójimo es uno de los principales objetivos de los trabajadores humanitarios, afirmó el secretario general de las Naciones Unidas en su mensaje por el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria centrado este año en las mujeres que se dedican a proveer ayuda de emergencia.

António Guterres destacó en especial la valentía de estas «trabajadoras humanitarias que están en primera línea, ya sea para apoyar a los civiles atrapados en una crisis o para hacer frente a los brotes de enfermedades. Su presencia amplía el alcance de las operaciones de ayuda y las hace así más eficaces. Asimismo, mejora la respuesta humanitaria a la violencia de género, que se agrava en situaciones de emergencia».

El secretario general apeló a todos los líderes mundiales y a las partes en conflicto a proteger a estas mujeres de cualquier afrenta, tal como lo demanda el derecho internacional.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre