El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, (Derecha), en una reunión del Consejo de Gobierno. Foto: CARM

El gobierno de la Región de Murcia, presidido por Fernando López Miras (PP), ha decidido que no va a retirar el pin parental de Vox y de los ultracatólicos. Esta es la mejor demostración de que los partidos de la derecha democrática se encuentran cautivos de la extrema derecha. El poder no es justificación para mantener una medida que va, cuanto menos, en contra de los derechos de los niños y niñas, además de impedir el acceso a los menores a aspectos formativos que no se encuentran en el currículum escolar: diversidad, igualdad real o educación sexual.  La formación en estas materias o en otras que son claves para una educación en valores democráticos no es adoctrinamiento, sino que son aspectos fundamentales para el crecimiento personal de los educandos.

Hoy finaliza el plazo que el Gobierno de España dio a la Región de Murcia para que eliminara el pin parental. La Consejería de Educación y Cultura aún no ha atendido a tal requerimiento. La ministra, Isabel Celaá ha afirmado en la última semana que el Gobierno acudirá a los tribunales para solicitar la suspensión cautelar de la medida que permite a los padres a vetar actividades complementarias en colegios e institutos si el Gobierno de López Miras no retira el pin parental.

Celaá ha sido contundente cuando afirmó el pasado mes que no se iba a tolerar una medida restrictiva que sólo estaba orientada a evitar que a los niños se les forme en igualdad o diversidad.

Hay que recordar que este pin parental es una de las reivindicaciones de organizaciones ultracatólicas como Hazte Oír y que fue acogida por la extrema derecha. Además, Vox ha exigido su implantación en las comunidades autónomas en las que es la llave para mantener los gobiernos del Partido Popular y Ciudadanos. Sin embargo, mientras Andalucía y Madrid mostraron su rechazo al pin parental, Murcia lo quiere potenciar al incluirlo en el currículum escolar de primaria.

Lejos de recular, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, retó al Gobierno al afirmar que sólo retirará el pin parental si así lo ordenan los tribunales.

Esto demuestra cómo la extrema derecha ha secuestrado al Partido Popular que, por mantener el poder, está dispuesto, en algunos territorios, a renunciar a los mínimos principios democráticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here