La donación a grandes ONG´s y Fundaciones, si son millonarias, siempre traen cosas buenas para los donantes. Así ocurre también en la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde multimillonarias donaciones ponen en manos de Bill Gates y Ted Turner tan importante organización. Esto fue antes de la pandemia. Hoy la dependencia es aún mayor y más después de que Trump anunciara su intención de eliminar los fondos de EEUU a la organización, a la que culpa de no haber estado a la altura para advertir y evitar la expansión del Covid-19.

Así, un directivo de la Fundación Bill y Melinda Gates es gerente de operaciones del clúster para erradicar la polio de la OMS. Ted Turner colocó a un ejecutivo en el departamento de la directora general, Margaret Chan, según confirma La Celosía.

Ambos empresarios y filántropos pueden concurrir en conflicto de intereses e influencia indebida del sector privado en la OMS, según revela Red del Tercer Mundo. Sin embargo, sus asesores jurídicos argumentan que de acuerdo con la Secretaría del Organismo, las comisiones de servicio están sujetas a la declaración de interés para el personal. Pero el alcance de esta declaración de interés se limita al personal individual y no tiene en cuenta la institución de la cual viene la persona.

Lucha contra el covid-19

También es cierto que el matrimonio Gates está volcando los fondos de su fundación en la lucha contra el covid-19. De hecho la asociación filantrópica que dirigen Bill (64 años) y Melinda Gates (55) respondió a la decisión de Trump de retirar fondos para la OMS con mensajes de que donaría 250 millones de dólares a la Organización para la lucha contra el Covid-19.

Anteriormente, el matrimonio ya había destinado parte de su patrimonio para encontrar una vacuna que frenase esta enfermedad: han apoyado el proyecto de la Universidad de Oxford liderado por la inmunóloga Sarah Gilbert, que ha sido señalada por los Gates como la gran salvadora del planeta ante esta pandemia.

Estudios

Además, Melinda y Bill Gates han afirmado que están escogiendo los mejores siete estudios de vacunas disponibles y están investigando para que se puedan producir. «Aunque terminaremos escogiendo dos de ellas como mucho, vamos a financiar la fabricación de las siete, y así no perder el tiempo diciendo qué vacuna funciona», ha asegurado el segundo hombre más rico del mundo en 2019, según la lista anual de la revista Forbes.

La investigadora de zoología y microbiología de origen italiano, Elisa Granato, se ha convertido en la primera persona que se ha sometido a la vacuna experimental de la Universidad de Oxford. «Soy científica y quería apoyar un proyecto científico. Personalmente, tengo cierto grado de confianza en esta vacuna», dijo ante las cámaras de la BBC. Si funciona, los Gates están dispuestos a financiar su producción, para que llegue a todos los países, especialmente a aquellos con menos recursos. 

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl miserable virus y el virus de los miserables
Artículo siguiente¿Existe realmente la izquierda en España?
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre