La Comisión Europea ha impuesto a Correos la devolución de 167 millones de euros al Estado por una compensación excesiva por la prestación del Servicio Postal Universal en el período 2004-2010. El fallo de la Comisión Europea proviene de la denuncia interpuesta en Bruselas hace cuatro años por los lobbies postal y logístico, ASEMPRE (Asociación de Empresas de Reparto -y Manipulación de Correspondencia-), y UNO, lobby de la patronal de paquetería, en la que exigían la apertura de un proceso de investigación ante las supuestas ayudas excesivas a Correos por la prestación del Servicio Postal Público en el período 2004-2010. Los lobbies privados demandantes reclamaron también la investigación de los regímenes de la seguridad social y pensiones de funcionarios, o compensación por procesos electorales, -no han sido atendidos- para lo que solicitaron se multara a Correos con ocho mil millones de euros.

Para CCOO, la devolución de estas cuantías tiene un indiscutible causante: un lobby privado sin sensibilidad alguna en el Servicio Postal Público a la ciudadanía, en el que sólo ve negocio y beneficio, y que tiene como objetivo último quitarse de en medio al Correo Público, como viene denunciando desde hace años, que utiliza como coartada la falta de un Plan de Prestación del Servicio Postal Universal pendiente desde hace 20 años, consecuencia de la desidia e inacción política de los distintos Gobiernos del PP y del PSOE que no han cumplido con el mandato de la Ley Postal de 1998, aprobada por aquél, y de la de 2010, aprobada por éste.

El sindicato ha denunciado que “La desidia de los sucesivos gobiernos hacia Correos en la definición del Plan de Prestación del SPU ha impedido fijar el coste real de la prestación del Servicio Postal Público, que se ha venido paliando por cantidades a cuenta al capricho de los distintos GobiernoS.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLos agentes sociales presentan a Pedro Sánchez el acuerdo de subida salarial
Artículo siguientePodemos Andalucía, más blanca y verde que morada
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre