La actual ministra de Transporte de 34 años, Sanna Marin, ha sido elegida por el Partido Socialdemócrata finlandés para ser primera ministra.

Marin reemplazará a Antti Rinne, que renunció el martes después de que uno de los cinco partidos de coalición en el país, el Partido del Centro, la despojara de su confianza por la forma en que manejó una huelga postal que fue provocada por una propuesta de cambiar las condiciones laborales a unos 700 trabajadores de la oficina de correos a un nuevo convenio colectivo menos favorable en nombre de la competitividad. Rinne negó que el gobierno hubiera aprobado el proyecto de gestión de la compañía, que tiene capital público.

La nueva primera ministra era la vicepresidenta del partido y, hasta esta semana, responsable del Ministerio de Transporte y Comunicaciones. Fue elegida diputada la primera vez que se postuló para un cargo en 2015.

Marin nació en noviembre de 1985 en Helsinki. Estudió administración local y regional en la Universidad de Tampere, donde ocupa un cargo como ejecutivo local. Su tesis de maestría en Ciencias Administrativas analizó el proceso de profesionalización del liderazgo político en las ciudades finlandesas.

Hija de una madre soltera, recuerda en sus publicaciones los desafíos que logró superar. Fue la primera persona en la familia que pudo terminar la escuela secundaria e ingresar en la universidad. Comenzó su andadura política en 2006 y según ella misma afirma, «los problemas ambientales» y la «sostenibilidad ecológica» son dos de las causas más importantes en su agenda política.

En el Parlamento finlandés forma parte del Comité Ambiental, que pide la eliminación gradual de los vehículos de combustible fósil. «Tenemos mucho trabajo por hacer para recuperar la confianza», dijo Marin a la prensa después de ganar las elecciones contra el líder del partido, Anttii Lindtman. «Tenemos un programa gubernamental conjunto, que mantiene unida a la coalición», dijo.

La coalición, formada hace solo seis meses, acordó continuar después de la partida de Rinne. Se trata de un momento decisivo para el país, que tiene la presidencia rotativa de la Unión Europea para fines de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here