miércoles, 17agosto, 2022
29.7 C
Seville

Muere Richard Donner, el cineasta que nos hizo creer que un hombre podía volar

El director dirigió la mítica película Superman en 1978

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Ha muerto el hombre que consiguió alcanzar la cota más alta de espectacularidad y genio cinematográfico al hacer creer a toda una generación que un hombre podía volar. Richard Donner, el director de Superman (1978) ha fallecido a los 91 años, por causas que todavía se desconocen, dejando un legado de películas irrepetibles. Si se tiene en cuenta aquella máxima de Billy Wilder de que: “El cine debe entretener”, estaríamos hablando de Donner como de uno de los mejores directores de la historia del cine.

LAS COLAS DE ANTES

La expectación que generó el estreno de Superman se tradujo en colas kilométricas que duraban meses en las salas de cine para ver a Christopher Reeve enfundado en los leotardos del héroe más famoso de todos los tiempos. Eran tiempos en los que el cine comercial era algo más que una excusa para llevar a los críos al cine, vender merchandising y menús en el McDonalds. El cine comercial de aquella época asombraba a los pequeños, apasionaba a los jóvenes y hacía disfrutar a los mayores. Los guionistas de estas películas desarrollaron historias maravillosas con un humor ácido propio de la alta comedia, así sucedía con escritores como Lawrence Kasdan en la saga Star Wars o con Mario Puzo, autor de otra saga ilustre: la de El padrino y que participó en el libreto de Superman.

DESAVENENCIAS

Richard Donner salió mal parado del rodaje de las dos primeras películas de Superman. Logró acabar la primera, pero en el rodaje de la segunda parte, que se rodó de manera consecutiva, estallaron las desavenencias entre el director y los productores. A Donner se le acusó de casi doblar el presupuesto y el director no se sentía cómodo con las limitaciones a su creatividad. Pero todo mereció la pena. Ya que, aunque el coste de Superman fue de 55 millones de dólares la película recaudó más de 300. Pero, a pesar del éxito del proyecto, Donner abandonó el rodaje de la segunda película dedicada al superhéroe.

EL REY DE LOS 80

A Donner le costó un poco levantar cabeza, pero después de dos títulos fallidos: Inside Moves y Su juguete favorito. Pero a partir de ahí volvió el éxito y la calidad creativa, aunque nunca volvió a rodar nada equiparable a la mítica Superman. Bueno, lo correcto sería decir que nadie lo logró. Lady Halcón (1985) supuso su vuelta. El magnetismo de la pareja protagonista: Rutger Hauer y Michelle Pfeiffer consiguió encandilar a los espectadores en una historia de brujería y aventuras de capa y espada. Luego vinieron Los Goonies (1985)y la trepidante Arma Letal (1987). Donner demostró que el espectáculo del cine comercial no tiene porque infantilizarse para triunfar. El respeto al público trae recompensas y los espectadores lo único que piden es que les hagan creer que un hombre puede volar y decir cosas inteligentes. Aunque, últimamente, parece más fácil conseguir lo primero que lo segundo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído