A las seis de la mañana del día 17 de diciembre y a una semana de cumplir 101 años ha fallecido nuestro querido brigadista Virgilio Fernández – que se consideraba el decano de las Brigadas Internacionales. Virgilio nació en Larache (Antiguo protectorado español de Marruecos) aunque de origen andaluz. Se sentía tan andaluz que a pesar de llevar 80 años en México todavía conservaba increíblemente su acento cordobés (egabrense)
desde muy joven ingresó en la escuela de enfermería en Madrid y más tarde en México (tras su exilio) donde se graduó de médico.en Monterrey. Voluntariamente se enrolo en las Brigadas Internacionales en el momento más crítico de la guerra, es decir, cuando Madrid estaba sitiado por el fascismo.
Como miembro destacado del Partido Comunista fue uno de los más fervientes promotores del «No Pasarán» Siempre con una sonrisa en sus labios y listo para prestar los primeros auxilios a los soldados heridos en combate. Participó en la defensa de Madrid en distintos frentes como el de Somosierra, en Navalperal de Pinares, integrando la columna Mangada; y más tarde en el batallón Dabrowski XII y XIII donde intervino en las batallas de Brunete, Morata de Tajuña y Guadalajara. Tambien en la batalla de Caspe para finalmente ser destinado a la 35 División Internacional, la unidad de élite del ejército republicano que tuvo un comportamiento heroico en la batalla del Ebro. En esta batalla trascendental y decisiva actuó como enfermero adscrito a la Cruz Roja donde no se daban abasto para atender a cientos de heridos. Algunos días los enfrentamientos entre los dos bandos dejaron más de 1.000 muertos. En esta feroz ofensiva la república se jugaba su supervivencia y por eso las tropas combatieron más allá de los limites humanos y materiales. pero ante la falta de unidades de refresco e insumos bélicos tuvieron que desandar el camino y retirarse.
Como consecuencia de tan humillante derrota Virgilio Fernández se vio obligado a partir al exilio, primero a Francia, y luego a México donde el general Lázaro Cárdenas les brindó a los republicanos una generosa ayuda y hospitalidad. Algo que supieron corresponder con creces pues entregaron un decisivo impulso en el campo de las ciencias, las artes y la cultura.
La derecha española dice que es mejor pasar página, que la «guerra civil» pertenece a otro siglo, un conflicto fratricida de ingrata recordación. Con toda desfachatez Acusan a la República de ser la directa culpable o inductora del alzamiento pues la política del Frente Popular no era otra que sembrar el fanatismo y el caos. » Los ateos comunistas conducían a España a la autodestrucción» y Franco, por la gracia de Dios, se erigió en su redentor» las nuevas generaciones deben olvidar estos ingratos episodios del pasado o de los contrario no habrán posibilidades de reconciliarnos» » «La memoria histórica no hace más que abrir heridas e incitar al odio y al rencor» El partido VOX habla de «unos hechos dolorosos» sucedidos hace ya casi 100 años. «Lo mejor es pasar página pues estamos en el siglo XXI y hay que cortar ese lastre»-aducen. «Hay que mirar hacia adelante y olvidar esas batallitas de los abuelos»
Siguen con el mismo discurso de las «dos Españas». cuando lo cierto es que hubo un golpe militar cometido por el nazi franquismo y que fue el detonante de la explosión bélica.
Siempre habrá una España republicana legitima por encima de la oprobiosa dictadura franquista.  Que todavía se sigan buscando los restos de los fusilados y torturados en las cunetas y fosas comunes nos habla de la dimensión del holocausto.
Pero sin justicia y reparación jamas habrá una auténtica reconciliación ya que buena parte del patrimonio y de las propiedades de los republicanos ya sea presos, fusilados, represaliados o exiliados- se las robaron los fascistas. 40 años de un régimen genocida y corrupto que se ha transformado por obra y gracia del espíritu santo en una «democracia monárquica».
Virgilio Fernández  amaba apasionadamente a su querida República más que ninguno., y siguió luchando por ella durante estos 80 años de exilio mexicano. Él profesionalmente se distinguió tanto en el campo de la medicina como en el ámbito cultural ya que junto a su extinta mujer Gene Byron fundaron la casa museo que lleva su nombre aquí en Marfil.Desde luego que Guanajuato también ha perdido a un hijo ilustre y un mecenas de primer orden.
Le enviamos a su esposa Estela Cordero y a sus familiares y amigos nuestras más sentidas condolencias. Y no nes queda más que reafirmarnos en nuestro espíritu republicano y como solía saludarnos Virgilio cuando lo visitábamos en que levantaba el puño en alto -y a pesar de sus problemas respiratorios- sacaba fuerzas de flaqueza y gritaba alto y fuerte ¡Viva la República!

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre