El histórico dirigente del PNV, Xabier Arzalluz, ha fallecido a los 86 años de edad. “Nos deja una persona, un jeltzale y un abertzale ejemplar. Un día de máxima tristeza para su familia, sus amigos y sus compañeros en el PNV, a quienes acompañamos en el dolor. Descanse en paz”, ha señalado el partido vasco a través sus redes sociales.

Por su parte Aitor Esteban,  portavoz del Partido Nacionalista Vasco en el Congreso de los Diputados, también ha querido sumarse al homenaje por su perdida:

Arzalluz había nacido en Azkoitia el 24 de agosto de 1932 en el seno de una familia tradicionalmente carlista. Licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza, amplió su formación en las de Frankfurt y Berlín.

En 1967 abandonó la Compañía de Jesús y se trasladó de Madrid a Bilbao, dando clases de Derecho en la Facultad de Económicas de Sarriko y en la de Derecho de Deusto durante casi una década. Defendió a muchos presos políticos.

En esos años se convirtió en militante del PNV y tres años después formó parte de las ejecutivas clandestinas del partido, tanto en la vizcaína (BBB), como en la nacional (EBB). Durante la presidencia en 1978 de Carlos Garaikoetxea en el partido nacionalista vasco, Arzalluz ocupó el único cargo público que ha ostentado en su carrera, el de diputado y portavoz del PNV en el Congreso.

Durante este periodo de la transición española, mantuvo enfrentamientos con Garaikoetxea, quien le acusó de no cumplir la orden del EBB de oponerse a la Constitución en el Congreso. También integró la comisión que negoció con el Gobierno de Adolfo Suárez el Estatuto de Gernika.

En febrero 1980 renunció a su escaño al ser elegido presidente del Bizkaia Buru Batzar (BBB) y en abril se convirtió en presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB) en sustitución de Garaikoetxea. Fue sustituido por Román Sudupe. Arzalluz pasando a ser  “militante de base”.

En 1980 se produjo una escisión del PNV, que dio origen a Eusko Alkartasuna (EA). En 1986 volvió a la presidencia del partido hasta 2004, cuando se retiró.

Tras el congreso del PNV, que se celebró en Zestoa , tras diez años, se le confirmó como presidente y la necesidad de una reforma de la organización. El partido emprendía así la renovación de su equipo dirigente que, con Arzalluz a la cabeza, culminó, en enero de 1988, la reforma organizativa y la de los estatutos.  En 1988, fue uno de los firmantes del Pacto de Ajuria Enea.

De 1988 a 1998 negoció el apoyo del PNV a Felipe González y luego a José María Aznar e intervino en las sucesivas negociaciones para el Gobierno vasco con el PSE, con Txiki Benegas.

Desde 1998, con la declaración de Estella y la tregua de ETA, defendió las tesis soberanistas dentro del PNV y renegó de la política moderada que realizó en los años anteriores.

A finales de 2003 confirmó en un acto en Bilbao que dejaría el cargo cuando se renovara la Ejecutiva en enero y su abandono de la vida política. Fue sustituido al frente del PNV por Josu Jon Imaz.

Arzalluz fue un hombre polémico, con declaraciones fuertes, que  marcaron una época en la política española. Unos tiempos convulsos por otras cuestiones diferentes a las actuales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + 2 =