sábado, 28enero, 2023
7.8 C
Seville

Moreno Bonilla sigue la estela de Ayuso al creer que las reclamaciones de los médicos de atención primaria “no tienen los pies en la tierra”

El presidente andaluz dice que Andalucía “no es Alemania”, pese a que las derivaciones asistenciales a clínicas privadas se han incrementado un 42% desde que el PP llegó al poder en la comunidad en 2018

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, no ha comenzado con buen talante conciliador pese a que lo ha exhibido en las formas sin arrobo a las primeras de cambio precisamente el día que los médicos de atención primaria de la comunidad andaluza han iniciado su primer día de huelga para reclamar más personal y medios con los que afrontar el “colapso” que viven a diario los centros de salud, sobrecargados de trabajo y con escasos recursos para hacer frente a la demanda asistencial, como vienen denunciando reiteradamente desde hace meses tanto organizaciones sindicales como la oposición política.

Moreno Bonilla, lejos de empatizar con los convocantes, ha seguido una estrategia inicial similar a la de su colega de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y ha advertido a los huelguistas que Andalucía “no es Alemania”, apelando a la limitación de recursos presupuestarios, pese a que las derivaciones asistenciales a clínicas privadas se han incrementado un 42% desde que el PP llegó al poder en la comunidad en 2018.

Moreno Bonilla sigue achacando a la “herencia socialista” los males actuales de la sanidad autonómica después de más de cuatro años en el poder

Los Presupuestos autonómicos aprobados por el Gobierno monocolor del PP en Andalucía para este 2023 contemplan un incremento del 112,97% en intervenciones quirúrgicas y del 224% en estudios diagnósticos respecto al año 2018, cuando llegó al poder Moreno Bonilla tras 37 años de ejecutivos socialistas. Precisamente a la “herencia del pasado” sigue achacando el presidente andaluz los males actuales de la sanidad autonómica, aunque lleva ya más de cuatro años al mando de la comunidad.

Como ya hiciera Díaz Ayuso en Madrid en su tira y afloja con los médicos de atención primaria en la huelga que se prolonga desde finales del pasado 2022, Moreno Bonilla también tira de victimismo y recuerda que estos meses de enero y febrero “son muy complicados” debido a los “picos” de agravamientos por problemas respiratorios, covid o gripe. “Existe un nivel de tensión muy alto” al sistema sanitario público, advierte el presidente andaluz, mientras recuerda que “el gran perjudicado” es el usuario.

Las cifras estadísticas que se manejan en Andalucía y la nueva política sanitaria del Gobierno de Moreno Bonilla son demoledoras y clarificadoras de las intenciones del ejecutivo del PP. El Servicio Andaluz de Salud (SAS) es el sistema sanitario público más grande de todo el país. Su plantilla supera los 120.000 trabajadores públicos. Pese a esta estructura mastodóntica, este 2023 los gestores del SAS tienen previsto aumentar el número de pacientes derivados a clínicas privadas un 25% más que en el pasado 2022, unos 245.000 en total, porcentaje que se eleva hasta el 42% si lo comparamos con el último año de gestión de un gobierno del PSOE, en 2018.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído