Los dos bandos del Partido Popular se han encontrado en la toma de posesión del presidente de Andalucía, Moreno Bonilla, quien se compromete “con el entendimiento institucional con el único límite de la Ley” y recuerda “como referente a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno y a Soraya Sáenz de Santamaría en su papel en aquél Gobierno”.

Durante su discurso, Bonilla ha asegurado que el nuevo Gobierno “mantendrá la beligerancia activa contra quienes pretendan dividir a los españoles”. Y ha afirmado que “Andalucía nunca estará ausente del debate sobre España”.

El nuevo presidente de Andalucía se ha comparado con la “Transición española”, y ha convertido el escenario de su toma de posesión, en el reencuentro “de las dos almas” que mal viven el Partido Popular.

El líder del PP andaluz siempre ha sido un hombre de la confianza y del círculo estrecho de Soraya Sáenz de Santamaría y por ella apostó en el último Congreso del partido en el que su adversario, Pablo Casado, se convirtió en presidente nacional.

El líder del PP en Andalucía ha sido un hombre de la confianza de Soraya Sáenz de Santamaría y por ella apostó en el último Congreso del partido frente a Pablo Casado

El giro a la extrema derecha que el presidente del PP Casado ha imprimido al discurso del partido, ha desenmascarado a Bonilla, que claramente muestra mayor afinidad con quienes defienden un acento más moderado en el argumentario, en línea con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, o la propia Santamaría, ahora ya retirada de la vida política.

Casado se implicó personalmente, junto a Moreno en contar con los votos de Vox para ser elegido presidente de la Junta, pero fue desde Madrid quienes tutelaron la negociación para la investidura y ha sido Casado, quien ha convertido en propio el éxito de los pactos a dos bandas (con Vox y Ciudadanos) en Andalucía.

Pablo Casado ha afirmado antes de la toma de posesión que Moreno se merece ser presidente “porque tiene un buen proyecto, porque era necesaria la alternancia política en Andalucía y a nivel personal porque Juanma es amigo mío desde hace casi 20 años, su mujer es amiga de la mía y la campaña fue muy especial”. Casado ha dicho que “este es el primer paso para muchos gobiernos municipales y autonómicos”.

A pesar de las discrepancias, todas las partes se han saludado en uno de los patios del Parlamento, Mariano Rajoy con muy mala cara, Pablo Casado y Soraya Saénz de Santamaría, en su tono habitual, con una sonrisa.

Susana Díaz ha insistido a su llegada al Parlamento que va a hacer “una oposición útil para parar a la extrema derecha y ha desdeñado sobre su continuidad al frente del PSOE andaluz. “A ver cuánto dura esto”, ha señalado, asegurando que contará con el cariño de la dirección de su partido.

En uno de los patios del Parlamento el líder de IU Antonio Maíllo ha charlado con el líder de Ciudadanos, Juan Marín. Mientras Rodríguez de la Borbolla, Arenas, Zoido y Teófila Martínez charlaban con Núñez Feijoo.

La ministra Meritxell Batet  ha trasladado a Moreno la disponibilidad del Gobierno central para trabajar de la mano con el andaluz. “ambos gobiernos aún desde nuestras diferencias políticas”, que deben trabajar para los ciudadanos. “En esa obligación común conseguir llegar a acuerdos”, indica la ministra.

Batet  ha pedido respeto para los antecesores de Moreno y su administración. “No hay en España administraciones cautivas”.

Juanma Moreno ha agradecido la presencia a todos los invitado y menciona en especial a Susana Díaz, Chaves y Rodríguez de la Borbolla, expresidentes andaluces.

“A partir de ahora las cosas no serán como han sido”, dice Moreno, que insiste en la idea de cambio. “Quiero que hoy sea un día importante para la mujeres y lo hombres de Andalucía. A todos les invito a recorrer el camino de una nueva Andalucía. Una presencia de Andalucía para Andalucía”, pero siempre de la mano de la extrema derecha de VOX.

1 Comentario

  1. Catalufo novato y sin estudios superiores.
    Hale a vivir de la política.
    Menudos referentes: mariano consentidor de los sucedido al Banco Popular y soraya consentidora de la fuga de puidemont.
    Hay que joderse, vaya gilipollas e inútil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez + dieciocho =