La última palabra en la tribuna en nombre de ERC la tuvo Montserrat Bassa, hermana de Dolors Bassa. Su discurso fue contundente, en un lenguaje poco habitual en el estrado, por su claridad, por su falta de eufemismos. Montserrat Bassa trasladó el sentir y el pesar que sufre, tanto ella, como muchas personas que están sufriendo la situación de la prisión, del exilio. En España cayó como un jarro de agua fría. Sobre todo cuando dijo que la gobernabilidad del Estado le importa poco.

Después de su discurso, durante la tarde de ayer, Montserrat Bassa dio una entrevista para la radio catalana, Rac1.

“He hablado en nombre de ERC”, señaló Bassa. Todo su discurso, salvo cuando señaló que la gobernabilidad de España le importa un comino, estaba previamente acordado con la formación política. Fue, precisamente la frase en la que trasladó su sentir personal, la que más dolió. Sobre todo entre perfiles progresistas que han sido siempre afines a la libertad de los presos catalanes.

En la entrevista ha podido analizar las partes más destacadas de su discurso y explicar su sentido. Y es que, la postura de ERC a la hora de abstenerse ha tenido buena acogida en España, pero sin embargo, no ha sido del todo entendida entre los sectores independentistas. No son pocos los que consideran que la abstención le ha facilitado al PSOE la gobernabilidad, después de no haber visto gestos positivos por su parte para tratar de enmendar la represión y las medidas que se han tomado en los últimos años contra el independentismo catalán.

En este sentido, Montserrat Bassa ha explicado que se presentó como diputada no solamente por los presos y porque tiene a su hermana en prisión, sino porque desde 2017 se le quedó “una herida dentro” y se propuso “luchar hasta el día en que pudiera mirar a los ojos a los responsables de la represión”. Ayer, precisamente, quiso recordar “todo el daño” que les habían hecho y “que les están haciendo”. Además, ha sido contundente con su postura respecto a la abstención: “tengo clarísimo por qué nos hemos abstenido. Nosotros somos los campeones del diálogo. Si queremos llegar a una República Catalana e independiente, lo que tenemos que hacer es sentarnos y dialogar”.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre