La portavoz de Más Madrid, Mónica García ha pedido este lunes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que “dé certidumbre a los madrileños y suspenda oficialmente la actividad no esencial durante una semana, para propiciar una situación acorde a la meteorología y a la pandemia”.

Lo peor empieza ahora con la ola de frío que, durante toda esta semana, va a afectar de manera especial a Madrid. Sin embargo, esto no justifica la mala gestión por parte de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ni del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, según las portavoces de Más Madrid en la Comunidad, Mónica García, y en el Ayuntamiento, Rita Maestre.

Ambas han comparecido hoy en rueda de prensa para evaluar cómo ambos gobiernos del PP -“que aseguraban que Madrid estaba preparado de sobra”- han gestionado la situación y para plantear las propuestas de su formación, mayoritaria en la capital, para paliar los problemas derivados de esta gran nevada. García y Maestre han puesto en valor la colaboración y solidaridad de la ciudadanía y de todos los trabajadores públicos que, una vez más, “ha vuelto a estar a la altura”.

Pleno extraordinario para que Almeida dé explicaciones

La misma tarde del viernes, preocupada por la situación que se avecinaba, Rita Maestre, como portavoz de la primera fuerza política de la ciudad, llamó al alcalde para ponerse a su disposición. “Me quedó claro entonces lo que se pudo comprobar después, que nuestra ciudad no estaba preparada y que el plan consistía en que la tormenta ‘pasara’, cuando Madrid es una ciudad moderna que tiene potencial suficiente, humano y económico para hacerlo mejor, lo que ha fallado es la gestión”. Por esta razón, Maestre ha adelantado que pedirá la celebración de un Pleno extraordinario para que Almeida dé explicaciones sobre la actuación de su Gobierno.

En cualquier caso, Más Madrid ejerce una oposición constructiva y, además de seguir a disposición del Gobierno municipal, ha aportado a lo largo del fin de semana numerosas propuestas para muchas ideas para contribuir a que la situación mejore en la ciudad -incluso en la propia Junta de Portavoces que se celebró ayer domingo-, especialmente a través de los distritos. 

Improvisación

Por su parte, Mónica García ha criticado la “improvisación” de la presidenta regional, “que no puede seguir con su estrategia del avestruz, aunque se esconda y esté desaparecida, Madrid sigue sufriendo las consecuencias de la nieve y la pandemia, con datos cada día más preocupantes”.

Las redes vecinales hacen lo que el Ayuso no hace

Mónica García, ha señalado que “mientras Díaz Ayuso solo tenía palabras para El Corte Inglés, a quien ha dado un jugosísimo contrato del Zendal, y para el Rey, las redes vecinales han estado organizándose para hacer lo que el Gobierno no hace: quitar la nieve y el hielo de la entrada de los hospitales y centros de salud, repartir mantas y comida, ayudar a las personas mayores y con problemas de movilidad, sanitarios organizándose para llegar a los centros de salud, propietarios de todoterrenos llevando a pacientes y profesionales a los hospitales”. 

Preocupación por la imprevisión y el triunfalismo del PP

El cambio climático está provocando fenómenos meteorológicos extremos y todo indica que cada vez van a ser más frecuentes. Es urgente abandonar el negacionismo de la ultraderecha y acelerar las estrategias de lucha contra estos fenómenos y, sobre todo, las actuaciones de adaptación. 

100 conductores de la EMT tuvieran que pasar la noche en sus autobuses

La previsión meteorológica funcionó de forma casi milimétrica, hasta en las horas concretas, ¿cómo es posible entonces que, por ejemplo, quedaran 1.600 conductores atrapados en la M-30 o que casi 100 conductores de la EMT tuvieran que pasar la noche en sus autobuses?

Los mensajes de los responsables de la Comunidad y el Ayuntamiento -ha subrayado Maestre- no desincentivaron la movilidad de los vecinos, ni se recomendó a las empresas cerrar por la tarde. Por ejemplo, el grupo municipal de Más Madrid y el comité de empresa de la EMT trasladaron horas antes de que comenzara a nevar al delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, que la EMT debía cerrar el servicio antes. “Pudo ocurrir alguna desgracia y ha habido daños materiales en los autobuses que nos podíamos haber ahorrado”. 

Cañada Real

Y tampoco, a pesar de las reiteradas peticiones, se ofreció ninguna solución para la Cañada Real, después de tres meses sin electricidad y de conocer la llegada del temporal desde hace una semana. Es absolutamente inhumano, en palabras de la portavoz de la fuerza política mayoritaria en la capital. 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre