El oficio de ser persona es uno de los más difíciles que existen. Y después del ocho de marzo, aún más.

Estos días han sido muy especiales. Debo reconocerlo. Incluso, profundos, como el pan recién hecho, mientras que su aroma invade las últimas estancias de una casa. Sí, es así. En estos días me he dado cuenta, aún más, cómo nuestras hermanas, las mujeres, han salido a la calle a reivindicar un derecho tan esencial como el respeto, la igualdad y la justicia –no voy de farol. Así es como se da forma a las cosas. Como el barro, cuando hendido por la mano, toma la forma de todas las cosas.

Estos días, si le soy sincero, me he sentido orgulloso de la tierra de donde vengo. Donde habitan mis sueños, donde un silencio íntimo recorre los relojes. He podido ver y leer frases hermosas, como: “Las mujeres toman todas las calles del mundo el 8-M”. Como si de un poema fuese que de los dedos nos naciese, como si de un rayo de luz apenas, sobre las pupilas, amor, se hubiera posado sobre mi pecho, proclamando tu nombre. Así acaecen las cosas más sencillas y bellas de la vida.

Es cierto que estamos ante un cambio de ciclo. Los hechos son evidentes. Necesitamos esa transformación, ese golpe de timón, ese aire fresco. La igualdad o el feminismo –elija usted, mi querido lector, el sinónimo que estime oportuno- se ha visibilizado y materializado con mayor fuerza si cabe –aún somos conscientes que nos queda mucho trabajo por delante-. Sin duda alguna, estamos en la dirección correcta. Llegamos con algunas décadas de retraso, pero gracias a nuestro compromiso social por una vez estamos donde tenemos que estar. Y sí, es cierto, hay que ser práctico, pero siempre mirando hacia el progreso.

Aún queda mucho. Tenemos un débito en el reparto de tareas, en la igualdad de oportunidades laborales y en la gran asignatura pendiente: la violencia de género –y muchas más, me temo, que se quedan en el tintero. Y todo esto pasa porque la sociedad afronte no solo aquellos retos que nos quedan por lograr, sino también la conciencia. Ponernos en el otro lado, sufrir junto a ellas y no ponernos de perfil. En definitiva, seguir luchando por una sociedad más equitativa y democrática, para poder estar siempre en el momento y en el lugar indicado.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLa Democracia en España aún no es mayor de edad
Artículo siguienteUn colegio público de Sevilla imparte clases de tauromaquia contraviniendo a Naciones Unidas
Guillermo de Jorge (Guillermo George Hernández), Santa Cruz de Tenerife, 1976. Cursó Filología Inglesa en la Universidad de La Laguna. Suboficial del Ejército de Tierra del Arma de Infantería, es Diplomado Superior de Montaña por la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales del Ejército de Tierra. Ha participado en operaciones de seguridad y misiones de paz, significando su estancia en Mauritania, Afganistán e Irak. Ha estado en países como Marruecos, Portugal, Senegal, Sierra Leona, Kuwait, Francia. Poeta - soldado, armas - letras, en la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Nacional Círculo Artístico Cálamo. Miembro del Centro Andaluz de las Letras, ha colaborado con medios de comunicación, destacando sus colaboraciones con el Diario de Sevilla, con el periódico La Voz de Almería, el Periódico El Día de Canarias y el Periódico El Mundo. Dirige la Colección “Letras del Mediterráneo”, de la Editorial Playa de Ákaba. En 2008 fue nombrado Miembro del Instituto de Estudios Almerienses. Le ha sido otorgado por la Junta de Andalucía, Diploma por su contribución y participación en Nueva Literatura Almería y fomento de la Cultura 2004. Accésit del Premio Creación Joven de Poesía de la Universidad de La Laguna 2005, actualmente colabora con Diario de Almería y Onda Cero Almería. Ha participado en encuentros literarios de carácter nacional e internacional, destacando el Festival Internacional de Getafe de Novela Negra, el Encuentro Nacional de las Letras Islas Canarias, Festival de Poesía del Mediterráneo o el Ciclo Internacional de Poesía Ciudad de Valladolid, estando sus textos reunidos en varias antologías poéticas y narrativas. DATOS BIBLIOGRÁFICOS Ha publicado diez libros de poemas, entre ellos: “Corporeidad de la Luz", Ediciones Idea, 2006 y “HK-G36E", prologado de Rafael Guillén, Premio Nacional de Literatura. Instituto de Estudios Almerienses, 2008. Ha colaborado con revistas especializadas, como la Revista Literaria Río Arga, Navarra; La Galla Ciencia, Murcia o la Revista Literaria Culturamas, Madrid. Y sus textos han sido publicados en suplementos literarios, destacando: “Selección de poemas" Publicado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Puebla, México. “Varied poems" Publicado por la Universidad de Columbia, EE.UU. En narrativa ha publicado: “Relatos a Glo”. Editorial Ediciones Idea, 2008. Como Cuadernos de Combate ha editado: “Irak: Diario de un legionario”, publicado por el Periódico La Voz de Almería, 2004. “Afganistán: Diario de un Soldado”, prologado por Lorenzo Silva, Premio Planeta de Novela. Editorial Playa de Ákaba. 1º Edición, Dic 2015. 2º Edición Feb 2016. 3º Edición Sept 2017. Exposiciones fotográficas realizadas: “Afganistán: Pasajes”. Monográfico junto con Lorenzo Silva y comisariada por el artista plástico Fernando Barrionuevo, en la Sala de Arte Contemporáneo MECA Mediterráneo Centro Artístico (Almería, Andalucía).

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre