A Boris Pérez le llamaba la atención el Modo Avión que incorporan los móviles. Se trata de un sistema de bloqueo de los usos “menos” importantes que tienen los teléfonos como enviar y recibir llamadas, así como de aquellos otros usos que interfieran con la maquinaria de los aviones. En la práctica, y antes de cada despegue, se informa de que los móviles tienen que estar apagados, y que no se permite el modo avión (al menos en la mayoría de los vuelos domésticos). Entonces, se preguntaba un Boris que solo usa el móvil para llamar, recibir llamadas y ver la hora, ¿para qué sirve este modo?

En cierta ocasión, estando en su casa, el teléfono de Boris decidió ponerse él solo en modo avión. No dejaba hacer ni recibir llamadas. Boris trató de desconectar el modo avión, pero fue imposible. El teléfono seguía igual. Boris esperó que se tratara de un vuelo nacional, pero transcurridas dos horas el teléfono continuaba igual. Debía de ser un vuelo transoceánico, pensó. Al día siguiente el teléfono ya funcionaba bien, pero poco después se conectó de nuevo el modo avión. Imposible desbloquearlo. Sería el viaje de vuelta, supuso Boris, porque por duración era un vuelo intercontinental. Cuando se desconectó del modo avión el teléfono comenzó por su cuenta a devolver llamadas.

Boris preguntó y encontró a varias personas con el mismo problema sin solución, y cada vez eran más. En las tiendas no pueden arreglarlo porque no se trata de una avería técnica; sería el chip que parece tener vida propia.

A través de internet Boris comprobó que había personas que proponían soluciones imaginativas a este problema. Un señor en Roma, ante esta situación, lleva el móvil hasta el aeropuerto más cercano. Dice que cuando llega, el teléfono piensa que ya ha aterrizado y abandona él sólo el modo avión. Boris opina que se trata de un chip implantado premeditadamente que hace a los móviles inteligentes. No cree que se solucione llevando el teléfono al aeropuerto, sino que es el teléfono el que se burla de nosotros cuando tomamos medidas como ésta.

Una señora de Alabama, cuando su teléfono se pone él solo en modo avión, deja de conectarlo a la red e impide que cargue batería. Si no funciona, castigado sin cargar. Afirma que el teléfono va bien con este sistema pero que se desconecta cuando las llamadas son importantes.

Con ese pensamiento Boris recordó que tenía que hacer una llamada urgente. Miró al teléfono. Sintió cómo si el teléfono le sonriera. Seguro que otra vez estaba en Modo Avión.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorCuba. Educación Primero. PBI vs IDH
Artículo siguienteEl Gobierno aprueba la creación de 8 Centros de Referencia Nacional de formación profesional
Profesor Titular de Universidad de la Universidad de Cádiz, en el Departamento de Estadística e Investigación Operativa, adscrito a la Facultad de Ciencias del Trabajo. Ha sido Vicerrector de Alumnos de la Universidad de Cádiz (desde el año 2003 hasta el 2013) y Vicerrector de Responsabilidad Social y Servicios Universitarios de la Universidad de Cádiz (desde 2013 hasta 2015). Durante estos doce años, ininterrumpidamente, ha tenido entre sus competencias el Área de Deportes de la Universidad de Cádiz. Ha promovido la creación del Aula Universitaria de Fútbol de la Universidad de Cádiz, y en estos momentos ocupa el cargo de Director del Aula de Fútbol. Tiene el título de Entrenador Nacional de Fútbol con Licencia UEFA-PRO. Ha entrenado en las categorías Infantil y Cadete del Cádiz C.F. desde el año 2010 hasta la actualidad. Además, en el Cádiz C.F. ocupa el cargo de Coordinador de Delegados y Auxiliares de Fútbol Base desde el año 2014.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre